Vetusta Morla: "Las canciones tienen vidas diferentes, según el momento y el oyente"

14.06.2020 | 00:56
Componentes del grupo indie madrileño Vetusta Morla.

El grupo madrileño Vetusta Morla reinterpreta y desnuda su exitoso disco en 'MSdL-Canciones dentro de canciones'

VETUSTA Morla ha regresado con la publicación de MSDL–Canciones dentro de canciones (Salto Mortal. Sony), uno de los discos más esperados de la temporada. El grupo indie madrileño ha reinterpretado, desnudándolo de programaciones y electrónica, su último repertorio, grabado en Alemania, porque defiende que "las canciones tienen vidas diferentes, según el momento y el oyente". Su percusionista, alias El Indio, explica a DEIA que sus canciones más recientes "han ganado en melodía, voces y texturas".

Mismo sitio, distinto lugar, el disco que Vetusta Morla grabó hace tres años en Alemania, en los famosos estudios Hansa, en el que advirtieron y disfrutaron del legado dejado allí por leyendas como David Bowie, U2, Nick Cave y Depeche Mode, volvió a ser todo un número 1 en ventas. Y también lo ha sido MSDL–Canciones dentro de canciones, su nuevo y quinto álbum, que incluye el mismo repertorio, pero más desnudo y orgánico. "Se podría hablar de reinterpretación y de ejercicio artístico", explica el percusionista del grupo, David El Indio, que se ha pasado más de dos meses confinado y sin tocar su batería. "No tengo el instrumento en casa", lamentaba.

El embrión del disco actual surgió de una actuación "diferente y especial" de Vetusta Morla en Madrid, en un parque, en el ciclo Los Veranosde la Villa. Allí toco para alrededor de mil personas sentadas en el suelo. "Fue una actuación sorpresa y optamos por desnudar el último disco y tocarlo de forma más íntima, sencilla y directa", rememora David. "Fue una experiencia muy bonita que luego fuimos trabajando con nuevos caminos para las canciones, para grabarlo en disco. Es algo que solemos hacer desde los inicios, cambiando las canciones. A veces, el resultado es tal, que ni tienen que ver", apostilla.

juntos y 'desnudos'
 

La grabación en Alemania, marcada por la utilización que les proporcionaban esos estudios míticos y "el dejarse llevar", se contrapone con la actual, que ha tenido lugar en el Estudio 1 de Colmenar Viejo, en Madrid. Allí se encerró el sexteto el año pasado para grabar, tocando todos juntos y con el planteamiento opuesto. "En los estudios Hansa alemanes dejamos que las canciones evolucionaran por los caminos que quisieron. El trabajo en Madrid ha sido más crudo, menos elaborado. De hecho, grabamos dos canciones por día y se completó todo en una semana", indica el percusionista.

El disco MSDL–Canciones dentro de canciones, que cierra el círculo del álbum anterior, al proponer mismas canciones con un sonido diferente a temas como Consejo de sabios, El discurso del Rey, Punto sin retorno o 23 de junio, destaca por su carácter orgánico. "La parte electrónica anterior no existe en el disco, no aparece. Además, no existió un trabajo posterior en el sonido grabado, ni demasiadas capas instrumentales. Somos nosotros seis, con algún refuerzo puntual de algún elemento en alguna canción. El disco gana en la parte vocal, melódica, paisajística y de texturas y matices", resume el madrileño.

"Las canciones no se cierran nunca. Ahí está el directo, también, donde funcionan de forma diferente, según las recibe el público", reflexiona David sobre esta indagación en su repertorio ya grabado. El percusionista reconoce que Vetusta Morla suele "revisar" el repertorio de la giras. "Se suele retocar con nuevos arreglos, diferentes a los del estudio o los propios del local de ensayo porque la música y la composición, las canciones en definitiva, tienen diferentes vidas, ya que se oyen en momentos diferentes y son distintas según quiénes las escuchen", responde.

El disco actual retoca y desnuda las músicas del anterior pero no las letras, marcadas "por la incertidumbre, la inseguridad y el sentirnos al borde del precipicio" cuando viajaron a Alemania. Lo revelan títulos como Guerra civil o versos como "adversarios a los que culpar por cada derrota", que lo acercan a la coyuntura actual.

"Todo se puede extrapolar a los tiempos actuales y a vivencias personales. Es lo que tienen las canciones de Guille y Juanma. Tienen una habilidad especial para que tengan un sentido abierto", indica David, que explica que retomarán la gira que la pandemia se llevó por delante "en cuanto se pueda", y lamenta que esta situación actual obligue a muchos músicos, "como a otros trabajadores y profesionales de otros sectores, a vivir al día".