El Guggenheim y el Bellas Artes barajan abrir el 1 de junio y no el 11 de mayo

El Gobierno vasco recomendará para los espectáculos culturales de verano medio aforo y mascarillas en locales

01.05.2020 | 00:22
Ni Guggenheim, ni Bellas Artes, Tabakalera, el Prado, el Reina Sofía o el Thyssen abrirán el 11 de mayo. Arriba, el Guggenheim antes y después del covid-19. Foto: B. Guerrero

bilbao – El Guggenheim y el Bellas Artes siguen barajando la fecha del 1 de junio para abrir sus puertas. Aunque no hay una confirmación oficial, según ha podido saber este periódico ambos museos comenzarían su actividad en junio, tal y como estaban pensando en un principio y como informó este periódico hace unos días, tras haber permanecido cerrados por el estado de emergencia sanitaria del covid-19. El plan de desescalada de Sánchez estipula que los museos abran con una limitación de aforo a partir del 11 de mayo, pero tanto el Guggenheim como el Bellas Artes trabajan en coordinación con las instituciones vascas con un horizonte puesto más allá. Todos parecen coincidir. No se trata de volver pronto, sino de volver bien.

En la actualidad, se están diseñando las medidas para garantizar la seguridad de sus visitantes y empleados, controlando el acceso, el distanciamiento físico y otros aspectos, como higiene de manos, medidas que al tratarse de espacios amplios es factible llevarlas a cabo sin excesiva dificultad.

Una decisión que también han adoptado otros museos como el Prado, el Reina Sofía y el Thyssen que también comunicaban ayer que no abrirán en la fecha marcada por el plan de Sánchez. Todavía no hay fecha concreta para la reapertura de los museos madrileños, aunque se habla de "finales de mayo o principios de junio".

El centro internacional de cultura contemporánea Tabakalera de Donostia tampoco reabrirá el 11 de mayo, sino e1 1 de junio su sala de exposiciones y la biblioteca de creación Ubik, tras el cierre por la alarma sanitaria por el covid-19. Desde Tabakalera han informado de la reapertura "gradual" de este centro, que se llevará a cabo, además, "con restricciones de aforo, en cumplimiento con las medidas de precaución ante el coronavirus establecidas por las autoridades".

espectáculos de verano El Gobierno vasco recomendará que en los espectáculos culturales de este verano haya un aforo del 50 % siempre que se mantenga la distancia de seguridad, con toma de temperatura en los accesos, uso obligatorio de mascarillas en espacios cerrados y que se favorezcan las terrazas durante el día. Según informa Efe, estas son algunas de las recomendaciones recogidas en un documento presentado a las formaciones políticas en la Mesa de Partidos que se ha celebrado en la sede de la Presidencia vasca para analizar, entre otras cosas, la celebración las elecciones autonómicas en julio, como propone el lehendakari, Iñigo Urkullu.

El informe deja claro, no obstante, que cada institución vasca "tendrá que adoptar las decisiones que correspondan a su ámbito competencial" ya que la afección de la pandemia de coronavirus no ha sido homogénea en todos los municipios. Las recomendaciones van dirigidas a proteger la salud en todos los festivales culturales, museos, salas de exposiciones, espectáculos deportivos, fiestas locales, playas, piscinas, parques, colonias, actuaciones de calle, bibliotecas, aulas, instalaciones deportivas e incluso en bares y txosnas.

Según Efe, el objetivo de este documento, que se refiere a lo que queda de primavera y al verano hasta mediados de septiembre, no es prohibir ningún evento, sino "fijar una serie de criterios básicos" que se deben cumplir, ya sea en espacios abiertos o cerrados, públicos o privados.

El primer criterio es limitar los aforos al 50% de su capacidad siempre que se respete la distancia de seguridad, excepto en grupos de gente que "mantenga un grado estrecho de relación entre sí", con un máximo de 8 personas en este caso.

También se considera necesario que en los eventos se establezca un máximo de asistentes para espacios públicos abiertos y que se eviten aglomeraciones en la entrada y la salida, que deberían ser independientes, además de procurar que no haya movilidad dentro del recinto, mediante su sectorización por ejemplo. Asimismo, se considera necesaria la toma de temperatura en los accesos, que haya siempre una distancia de dos metros entre personas y que sea obligatorio el uso de mascarillas en espacios cerrados y estancias prolongadas.

Sobre la limpieza de superficies, se propone que sea periódica en las áreas comunes y donde haya mayor tendencia a tocarlas por parte de los asistentes como barandillas, barra, etcétera. Además, si por el tipo de actividad fuera inevitable tocar esas superficies, se precisará el uso de dispensadores de soluciones hidroalcohólicas.

Se recomienda además limitar al máximo los pagos en metálico. También se aconseja que los actos lúdicos y culturales se programen en horarios diurnos y se hace una petición expresa a los ayuntamientos a que procuren organizar los eventos "en horario adecuado y en espacios públicos". Destaca que cualquier medida estará siempre supeditada a la evolución de la infección y su contagio, que será vigilada en todo momento por el Departamento vasco de Salud.

noticias de deia