En prisión preventiva Tras una pelea

Trump, a favor de que Suecia libere al rapero A$AP Rocky

"El Gobierno no puede influir ni lo intentará”, le responde el primer ministro sueco Löfven

09.02.2020 | 10:04
Trump intercedió por A$AP Rocky, rapero detenido en Suecia por agredir un fanático

- El Gobierno sueco recordó la separación de poderes y el principio de la independencia judicial en relación a la intervención del presidente estadounidense, Donald Trump, a favor del rapero A$AP Rocky, en prisión preventiva en Estocolmo tras una pelea callejera.

El primer ministro Stefan Löfven "se aseguró de enfatizar la total independencia del sistema judicial sueco, sus fiscales y tribunales", indicó un portavoz del Ejecutivo, según recoge la televisión pública SVT.

"En Suecia todos son iguales ante la ley y el Gobierno no puede influir, ni lo intentará, sobre los procedimientos", añadió esa fuente, tras describir como "amistosa y respetuosa" la conversación telefónica de veinte minutos mantenida entre Löfven y Trump.

El presidente estadounidense afirmó el pasado viernes que estaba en conversaciones con las autoridades suecas para tratar de "ayudar" al rapero, quien se encuentra desde el 3 de julio en prisión preventiva en Estocolmo tras una pelea callejera ocurrida el 30 de junio.

Trump se refirió al asunto en una intervención en la Casa Blanca, donde aseguró que "muchos miembros de la comunidad afroamericana, amigos míos", le habían llamado para que "ayudase" en ese caso.

El mandatario aludió asimismo para interceder por el rapero ante el propio Gobierno sueco a la gran popularidad y apoyo que recibe el rapero entre esa comunidad.

El propio presidente informó luego, a través de su cuenta en Twitter, de que había hablado con Löfven y que este le aseguró que A$AP Rocky estaba siendo tratado "con justicia".

Kim Kardashian también agradeció el pasado jueves "a Donald Trump, Mike Pompeo, Jared Kushner y todos los envueltos en el esfuerzo para liberar a ASAP Rocky y sus dos amigos. Vuestro compromiso por la reforma de la justicia es muy apreciado", escribió en Twitter.

Al rapero de 30 años, cuyo nombre real es Rakim Mayers, la fiscalía sueca le imputa cargos por agresión grave tras una pelea el pasado 30 de junio en el centro de Estocolmo, donde había participado en un festival. Su abogado rechazó las acusaciones al asegurar que actuó en defensa propia. - Efe

noticias de deia