Directora de la compañía Let’s dance

Eva Ausín: “Hay muchos artistas con talento, hay que intentar que se queden”

La bilbaina Eva Ausín, directora artística de la compañía vasca Let’s Dance, ha sido nombrada recientemente miembro de la Academia de Artes Escénicas

08.02.2020 | 20:32
Eva Ausín.

Ha sido nombrada recientemente miembro de la Academia de Artes Escénicas

Bilbao - Cayetana Guillén Cuervo, Juan Echanove, Antonio Resines? son algunos de los grandes nombres que forman parte de la Academia de Artes Escénicas Española, lista a la que recientemente se ha sumado la bilbaina Eva Ausín, directora de la compañía Let's Dance, la cual lleva doce años implicada en la producción de danza y musicales, y que está formada únicamente por artistas vascos, llevando sus obras a grandes teatros como el Campos Elíseos, el Euskalduna, la sala BBK....

Socióloga de profesión, trabaja desde hace quince años en la Universidad de Deusto, profesión que no impide que le dedique todas las horas de las que dispone, a su pasión: Let's Dance, ya que se ocupa de las composiciones , coreografías ... al 100%.

¿Qué ha supuesto para usted ser nombrada miembro de la Academia de Artes Escénicas española?

-Haber recibido este reconocimiento con ese jurado que forman profesionales de tal magnitud es un orgullo increíble. Uno mismo nunca termina de estar convencido de que lo que hace puede estar bien evaluado o visto. Aunque sí que es verdad que los musicales que hacemos gustan, siempre se llenan, pero una cosa es que a la gente le guste, y que le guste a tu público y otra cosa es que gente tan erudita lo valore positivamente. Por eso para mí fue un orgullo que esas personas pudieran decir: "Tu trayectoria cumple con creces los requisitos para ser académica y te vamos a recomendar". Fue increíble porque nunca me habían evaluado así, nunca como trayectoria profesional por eruditos. No es una cosa solo personal, es un reconocimiento también a la compañía Let's Dance, hay mucho y muy buen potencial aquí, y es una pena que se marche fuera, por lo tanto espero que también sirva para animar a estas promesas a que se queden en la compañía.

Hábleme de ella...

-Es una compañía vasca que hace musicales con producciones 100% originales vascas. Es verdad que hemos tocado todos los géneros, desde humor como puede ser el musical los Dioses, que hicimos en el Euskalduna y en la sala BBK; o clásicos como Oliver Twist, con el que llenamos el Euskalduna, con más de 100 personas en el escenario... Siempre intentamos variar pero todo lo que hacemos es con acervo cultural vasco. Son actores, cantantes, bailarines buenísimos... y lo que supone este nombramiento es un empujón para todos, es decir: "Seguid así, seguid esforzándoos".

¿Por qué decidió empezar a hacer musicales?

-La compañía se llama Let's Dance porque empezamos con el baile, lo empezamos porque había carencia de eventos a nivel de danza. Yo me formé en Madrid y Barcelona porque aquí no había nada a nivel profesional. Los que siempre coincidíamos en las formaciones decidimos organizar convenciones de danza. Ahora hay un montón pero antes no había. Después de aunar todas las disciplinas decidimos crear una compañía de musicales, ya que aquí no había, al igual que nos pasó con la danza. Pero eso ya eran palabras mayores, es muchísimo mas complicado.

¿Porque hay que aunar todas las disciplinas?

-Sí, eso es, y yo no me veía preparada para dirigir todas las ramas todavía. Tenía la formación para ello, pero todavía no quería tomar las riendas. Let's dance el musical fue un éxito rotundo, llenamos el Teatro Campos para sorpresa de todos, porque acabábamos de empezar. Ahí poco a poco fui tomando yo la dirección artística de todo, composiciones, coreografia?y es que yo creo que un director de musicales tiene que saber, como mínimo, sobre danza canto e interpretación. Además, requiere un aprendizaje continuo, nunca acabas de formarte del todo. Yo sigo yendo aún junto a artistas de la compañía.

¿Cuáles son las dificultades a las que se enfrentan día a día?

-Sacamos una sola obra al año, que estrenamos en navidades. Todos tenemos trabajos aparte, por lo que llevar a cabo los ensayos es complicado, y todo el dinero sale de mi bolsillo, ya que es muy difícil lograr subvenciones para la compañía.

¿Cuáles son los próximos proyectos que tiene la compañía?

-Volvemos con Oliver Twist en mayo y también Aladdin, con la que llevamos ya cinco años. Además, tenemos el bombazo de Navidad, vamos a hacer Sherlock. Lo interesante del musical es cómo lo vamos a hacer, ya que será muy original, un reto. Aunque todavía no sabemos donde lo vamos a presentar, estamos barajando varias opciones.

¿Cómo ve la cantera de jóvenes artistas?

-Hay gente muy buena, Euskadi tiene muy buenos cantantes. Aquí tenemos un acervo cultural grande, eso nos viene de hace siglos. Aunque en danza moderna no hay tanta presencia, por lo que antes era muy complicado dedicarse a ello.

¿Qué lugar ocupan hoy en día los musicales en Bilbao?

-Ahora hay más pero tenemos el orgullo personal de saber que fuimos los primeros que lo hicimos en Euskadi. Hoy en día, hay alguna compañía más, aunque es cierto que no he encontrado todavía ninguna productora vasca que realice musicales de producción propia. Ahora nos exigimos mucho más que al principio, intentas cuidar todo al milímetro, composiciones, vestuario...

¿Y tienen reconocimiento?

-Ahora es cierto que vamos teniendo bastantes reconocimientos, pero me da rabia porque hay ninguno de aquí, de Euskadi. Son todos o estatales o internacionales. Siempre dicen que uno no es profeta en su tierra, pero esperemos que poco a poco se vayan fijando los de la tierra, me gustaría mucho.