El callejón de las botxerías

La Orquesta Sinfónica de Acordeones de Bilbao rescata su tradicional concierto 'Navidad. Entre fuelles y amigos'

30.12.2020 | 00:38
Arantza Camarero, Amagoia Loroño, Asier Loroño e Isabel Martínez, en los camerinos.

SOPLÓ el viento con una fuerza que todo lo reaviva. No un aire cualquiera, no. En ocasiones era un brisa, y en otras, un vendaval, según ordenase la todopoderosa batuta de Amagoia Loroño, directora de la Orquesta Sinfónica de Acordeones de Bilbao, como si fuese una descendiente de Eolo, el dios del viento de la mitología griega. Antes de que Amagoia apareciese en escena tocada por la varita mágica de la inspiración entraron en juego Joseba Solozabal y Agurtzane Bilbao, ambos encargados de presentar un tradicional concierto, Navidad. Entre fuelles y amigos, que ha rescatado la Orquesta Sinfónica de Acordeones de Bilbao de la hoguera de las celebraciones perdidas.

No fue, eso sí, como antaño. Nada de decorar la Sala BBK con mesas de cabaré y nada del personal brindando con champán. Sillas plegables con distancia de seguridad y cerca de un centenar de asistentes, muy lejos de los habituales 400. Joseba y Agurtzane, ellos sí, pusieron el alma y la colonia fresca del humor en la puesta de largo. Lo hicieron como siempre antes de darle paso a Amagoia y anunciar la primera pieza del concierto, Danza Gitana, del maestro Joseph Hellmesberger. A lo largo de la hora y veinte minutos de recital sonaron piezas de Strauss, zarzuelas, boleros de Gonzalo Larrea, obras maestras de Josu Loroño como Una noche en París o La marcha de Bilbao, melodías navideñas y la tradicional Marcha Rade-tzky, habitual a la hora de dar la bienvenida a un año nuevo.

Aimar Pagonabarraga, Naroa Loroño, Ainhoa Ormaetxe, Ilune Uriarte y Naroa Ormaetxe. Foto: Oskar M. Bernal

En el centro de la semicircunferencia que organizó la orquesta de acordeones se sentó Asier Loroño y entre los integrantes nombres como Aimar Pagonabarraga, Naroa Loroño, Ainhoa Ormaetxe, Ilune Uriarte, Naroa Ormaetxe, Arantza Camarero o Isabel Martínez, entre otros.

En el patio de sillas plegables se encontraban Carmen Miral, María Jesús Cava, María Gloria Arozena, Karmele Unibaso, madre de Amagoia y Asier; María Begoña Benito, Puri y Boni Blasco, Maite Goienetxea, Enara e Ibai Monasterio, José Ramón López, Misere Josephe, Loly Rubio, Ana María García, Rosa Maria Ibáñez, Ricardo Franco Vicario, presidente de la Academia de Ciencias Médicas; Concha Arizaga, Rosa Aparicio, Miren Arriola, Mari Carmen Urrutia, Alicia Mendizabal, Nuria Medina, Ángela Ugalde, Miren Ruiz y mucha melomanía.

La Orquesta Sinfónica de Acordeones de Bilbao rescata su tradicional concierto 'Navidad. Entre fuelles y amigos'