El callejón de las botxerías

Contra la palabra ácida y borrascosa

08.02.2020 | 02:27
Joxe Aldasoro, Osvaldo del Valle, la concejala Itziar Urtasun, Gotzon Plaza y Amaia Porres, en el Salón Árabe del Ayuntamiento de Bilbao. Fotos: Oskar González

ME han dicho que Fulanito de Tal ha hecho nosequé y tú, por qué has hecho tal o cual. Y así van cociéndose en el horno los rumores y las intrigas que ya no son solo palaciegas sino que están a pie de calle. Hable quien esté libre de pecado. Porque aquel día tú propagaste el rumor o yo juzgué lo que no debía; tú temiste a alguien por sus orígenes o sus genes o yo menosprecié al desconocido. Aquel día o alguna que otra vez. O a todas horas, que también hay gente que se regodea en enseñorearse en la diferencia, en pensar que está por encima del bien y del mal. Hay caracteres y voluntades de todos los colores.

Llamo la atención sobre esta realidad recién llegado de la ceremonia de entrega de premios del segundo Concurso de Relato Breve Antirrumor que bajo el lema Que no te calen organiza el Ayuntamiento de Bilbao en el marco del proyecto antirrumores puesto en pie en 2013 para contrarrestar los estereotipos negativos sobre la población extranjera, todo ello inmerso en el segundo Plan Municipal de Ciudadanía y Diversidad.

A pie de obra comencemos el acta de la tarde de ayer por la noticia: Osvaldo del Valle y Gotzon Plaza, en las modalidades de castellano y euskera fueron los ganadores del certamen con sus relatos Nelson y Adela y Brahim. Pisándoles los talones, Amaia Porres, una de las mil voces de Lagun Artean, y Joxe Aldasoro redondearon el podio con De noche todos los gatos son pardos y Harresiak odolostuta. Las cuatro distinciones se llevaron la escultura de un paraguas. Bien pudiera ser la alegoría contra la lluvia ácida de las palabras gruesas. O contra la tormenta de las actitudes borrascosas. Sea como sea, las narraciones invocaron a la emoción y la empatía a través de la originalidad y la buena literatura.

premios y brindis Antes de la media tarde, la hora de los brindis, tomó la palabra Itziar Urtasun, quien recordó la necesidad de no caer en el discurso del miedo, del odio, de la manipulación. "No podemos perder lo conseguido hasta ahora, la cohesión social", dijo. Le escucharon Iñigo Pombo, Yolanda Díez, Shamir Ladou, Amaia Fatuarte y Amaia del Arenal, como representación del cuerpo municipal, si es que se puede decir así. Hicieron lo propio el resto de los presentes, entre quienes se encontraban Ane Sestase, Julia Diéguez, presidenta de Deusto Bizirik; Patxi Sestase, Luis Manuel Bañuelos, Ainhoa Zuluaga, María González, las hermanas Lucía y Andrea Emmanuel, Joseba Koldobika Sánchez, Iñigo Legorburu, Angélica Bello, Marta Gómez, Ibon Alonso, Ana Urquijo, Esmeralda Herlo, Zulema Casal, Beatriz Etxebarria, Begoña Ibargüen, Joseba Olazabal. Miren Bengoetxea, José Luis Azkarate, Izaskun Olabarria, entusiasmada con el relato ganador; Aitor Urrutia, Olga Palacios, José María Muguerza y un buen número de los autores de los 61 relatos participantes. Narraciones cuya lectura nos mejora.