Zamudio se vuelca este sábado con Haizea y Liher para costear su perrita de asistencia

La plaza Lehendakari Agirre acogerá por la tarde un mercadillo solidario

30.10.2021 | 00:14
Haizea y Liher ya conocen a su ángel de la guarda 'Puppy'.

Puppy es una joven perrita de raza labrador de color chocolate con una mirada tan dulce como el algodón de azúcar. Actualmente, está siendo adiestrada para ser el ángel de la guarda de Haizea y Liher, dos hermanos, de 5 y 6 años, respectivamente, residentes en Zamudio, que sufren un trastorno del espectro autista (TEA). Su formación puede llegar a ser fundamental para ayudar a salvaguardar la integridad de estos dos peques que tienen serias dificultades para salir a la calle con seguridad, puesto que este tipo de trastornos pueden provocar que salgan corriendo en cualquier momento o sufran diversos tipos de crisis que impliquen un serio riesgo de que sufran daño.

"Un perro asistente les ayuda a cruzar la carretera, a saber cuándo les toca esperar al borde de la acera, a descansar de noche, etc. Ahora mismo, tengo que salir a la calle con ellos bien sujetos y no podemos ir a un parque con el resto de niños porque no voy tranquila, es algo que me duele mucho, solemos ir a zonas más apartadas", explica Joana Otero, madre de los dos pequeños.

Después de mucho tiempo buscando información, a través de internet conoció la labor que realiza la asociación Obra Social Ischadia, que imparte este tipo de preparaciones que implican un largo proceso de adiestramiento específico para que el can pueda aportar estabilidad a sus personas asistidas.

Sin embargo, se trata de un largo proceso formativo que implica un alto coste. Con el objetivo de ayudarles a sufragar este gasto, tanto el Ayuntamiento como Bizi Zamudio, la asociación de comerciantes, optaron por organizar un mercadillo benéfico que tendrá lugar hoy a partir de las 17.30 horas en la plaza Lehendakari Agirre y que contará con la colaboración de Obra Social La Caixa.

"Al principio me asustaba no poder conseguir los fondos necesarios", señala Joana, quien considera que cuando Puppy entre a formar parte de sus vidas y sea una más de la familia, todo va a cambiar. "Vamos a ganar en calidad de vida", subraya. Y es que no hay más que ver la ilusión que les hace poder tener una compañera de vida como Puppy. "Han tenido ya alguna toma de contacto, como es habitual en este tipo de procesos de adiestramiento, para que se vayan conociendo. Haizea está como loca con ella, cuando la ve, quiere quedarse para siempre con ella y que no se vaya. Liher todavía está más expectante, le cuesta un poco más", resume. No obstante, considera que para los dos hermanos tener a esta perrita en su día a día "va a ser una motivación". Asimismo, quiere dar visibilidad a este tipo de trastorno para que la sociedad tome conciencia y pueda facilitarles las cosas en su día a día.

Fondos 

Sobre esta línea, la gente que quiera colaborar –hasta la fecha llevan ya más de 10.000 euros recaudados– puede hacerlo de diferentes maneras. Por un lado, acudir al mercadillo y comprar objetos en buen estado, dándoles así una segunda vida y, por otra parte, donando prendas y objetos para su puesta en venta. Las donaciones pueden realizarse en cualquier comercio asociado con Bizi Zamudio. También, cualquier persona interesada puede colaborar a través de la web https://proyectopuppy.obrasocialischadia.com. Además, un grupo de música ambientará en directo un evento que unirá la solidaridad con la familia de Haizea y Liher, los principios de la economía circular y la reutilización de recursos aún válidos.

Igualmente, la organización del evento ha habilitado la posibilidad participar en este acto benéfico a través de la plataforma Wallapop con el usuario Proyecto Puppy. Además, a las 11.00 horas Zamudiotorre acoge hoy una charla informativa sobre las habilidades de Puppy.

noticias de deia