uribe-txorierri

Erandio remata la pasarela del metro de Astrabudua

El acceso, que comunica con las viviendas de Kossler, entrará en funcionamiento “próximamente”

09.02.2020 | 19:54
Leónidas Gutiérrez, Aitziber Oliban y Gabino Gorostiza.

El acceso, que comunica con las viviendas de Kossler, entrará en funcionamiento “próximamente”

Erandio - La nueva pasarela peatonal para acceder al metro de Astrabudua ya está concluida tras una inversión de 350.000 euros y podrá ser utilizada "próximamente" -es previsible que a final de mes-, tal y como anunciaron ayer desde el Ayuntamiento de Erandio.

Se trata de un paso para facilitar la comunicación entre las viviendas de Kossler y el suburbano, pero también "un nuevo acceso a buena parte del barrio de Astrabudua, porque el recorrido de antes llevaba a dar un rodeo importante según se salía de la estación de metro y con esta nueva pasarela no será necesario", señaló ayer la alcaldesa erandioztarra, Aitziber Oliban. "Creemos que es una infraestructura muy positiva para el barrio de Astrabudua en términos de comodidad y de servicio", añadió.

Por lo tanto, la estructura en forma de voladizo une la nueva zona residencial de Astrabudua con los accesos cubiertos a la parada del transporte, salvando la variante de Astrabudua. Además, todo este nuevo itinerario se ilumina mediante tiras de led encastradas en los pasamanos de la pasarela, dos luminarias estancas tipo plafón en los embarques del ascensor y pantallas estancas para reforzar las zonas oscuras y evitar zonas con riesgo de inseguridad. "La resultante final es una tipología constructiva que minimiza el impacto, con un cierre que salva el efecto vela y una intervención que no ha supuesto alteración alguna de la estructura existente, limitándose al desmontaje de algunos tramos de barandilla. Ni ha alterado la parada de bus existente ni la entrada al parking en superficie junto al metro de Astrabudua", puntualizó la primera edil.

Oliban también destacó que en la zona de acceso a la pasarela en el paseo peatonal, se continúa con la pavimentación existente de baldosa granítica, complementándola, en la zona de embarque al ascensor, con una baldosa podotáctil, es decir, con una textura para que peatones con discapacidad visual puedan reconocerla en tocar por los pies, a través del calzado, o por el bastón blanco o el bastón verde, y cubriendo el piso de algunos lugares públicos para indicar un peligro para ellos: un obstáculo, la salida de una zona protegida...