Emotivo homenaje al ciclismo

El Club Ciclista de Amurrio recibe el Guk de Oro de la villa

16.11.2020 | 01:05
Momento del baile de un Aurresku de Honor ante los representantes del club y del Ayuntamiento de Amurrio.

El Club Ciclista de Amurrio recibe el Guk de Oro de la villa tras un duro año marcado por la suspensión de los actos de su cincuenta aniversario por la pandemia

ESTABA inicialmente prevista para el 14 de marzo, pero ante la crisis sanitaria y el decreto del estado de alarma tuvo que ser suspendida. Pasados los meses más duros de la pandemia, se pensó en celebrar la gala el 14 de agosto, fecha que quedó finalmente descartada por la complicación de cuadrar agendas en ese periodo vacacional. Y a la tercera fue la vencida. El Club Ciclista de Amurrio recogió el sábado –también un 14, pero de noviembre– el galardón Guk de Oro de la villa en reconocimiento a sus cincuenta años de trayectoria y de divulgación de esta disciplina deportiva.

Fue en el transcurso de un acto celebrado en el Amurrio Antzokia, con aforo reducido, y que destacó por su carga emotiva y de recuerdos. Ejemplo de ello fue el vídeo que se proyectó y en el que la voz en off de la biznieta de Daniel Albizua, fundador del club ya fallecido, definió el ciclismo, no solo como deporte, sino también como "aventura, montaña, vértigo, risas y también lágrimas, una forma y una filosofía de vida, el arte del sufrimiento y la locura absoluta". Después continuó con testimonios de Josu Albisua, uno de los monitores de la Escuela de Ciclismo, que explicó la labor que desarrollan con los más txikis y en la que se hace especial hincapié "en la seguridad vial"; Juan Mari Ormaetxea, que repasó sus cuarenta años vinculado a un club "al que entré con 14 haciendo cicloturismo y compitiendo, para pasar a ser director de equipos o miembro de la junta directiva ayudando a organizar carreras"; Izaskun Bengoa, exciclista, varias veces campeona de España y olímpica en Atlanta 1996, que recordó esa bella etapa de su vida y aseguró "seguir gozando con la bici"; Alfredo Cerrillo, alma mater del Museo de la Bicicleta montado durante diez años en dependencias de la licorería Atxa y trasladado en noviembre de 2017 al edificio El Refor; y Feliciano García, que destacó la figura de Daniel Albizua: "Un apasionado del ciclismo que en 1970 dio las primeras pedaladas de un club" para el que, además de presidente, desempeñó numerosas funciones "como la de taxista, llevando a los chavales a los pueblos a competir, o conductor de ambulancia, cuando había que realizar algún traslado al hospital" y que consiguió grandes hitos como "traer en 1978 una etapa de la Vuelta Ciclista a España o la implicación de empresas de Amurrio como patrocinadoras de equipos".

Dirigentes ilusionados con el reconocimiento.

Al término de la proyección, Txerra Molinuevo, que se estrenó como primer edil de la villa tras su nombramiento el jueves como sustituto de Josune Irabien, dedicó merecidas palabras de ánimo y aliento al club. "Hace un año se presentaron en el Ayuntamiento para contarnos un potente programa de su cincuenta aniversario cargado de ilusión y buenas ideas, y todo se paró de repente". Aun así, "tenemos que quedarnos con la parte buena ya que seguramente todos recordaremos que el 2020 fue el año en el que se les dio el Guk de Oro a la tercera". Por el micrófono también pasó la exalcaldesa para poner en valor la importancia de la bicicleta en algunas etapas y momento de la vida. "Todo el mundo recuerda el momento del aprendizaje, de sus primeras pedaladas, o cuál fue su primera bici. Y ahora, durante la pandemia, ha sido un medio de disfrute y de unión entre familias y se ha visto a más mujeres practicar cicloturismo", afirmó con satisfacción.

Distinción y Aurresku
 

Entrega del Guk de Oro al presidente.

Y tras ocho meses de espera, Imanol Uzabal, actual presidente del club, recogió de manos de Josune Irabien el galardón Guk de Oro ante los aplausos del público asistente a la gala y en compañía de Alfredo Cerrillo, que se está encargando de recopilar la información y las imágenes del libro de las bodas de oro, cuya presentación se ha retrasado también debido al covid-19. "Está ya en imprenta y repasa tanto la historia del ciclismo en Amurrio, con aquellas primeras rudimentarias carreras que se hacían de legua a legua, como la trayectoria del club", avanzó. Por su parte, Uzabal fue el encargado de mostrar el agradecimiento de la entidad que dirige "por la concesión de este reconocimiento" en un año que no dudó en calificar como "muy duro, porque habíamos puesto todas nuestras ilusiones en la conmemoración de nuestro aniversario, pero hay que mirar hacia adelante y la idea es recuperar los actos en 2021". El actual presidente también tuvo palabras de recuerdo hacia el fundador del club y su primera junta directiva, definió el ciclismo como "un deporte popular, en el que no se cobra entrada y permite a los aficionados estar muy cerca de sus ídolos" y afirmó que "la vida sobre ruedas es más libre, sana, ecológica y divertida".

"Habíamos depositado nuestras ilusiones en la efeméride, esperamos recuperar y celebrar todos los actos en 2021"

"Cinco décadas después seguimos con el legado y con la ilusión de Daniel Albizua"

Imanol Uzabal

Presidente del Club