Preocupación por las ventas tras una vendimia de récord

Arabako Txakolina ha recogido 714.000 kilos de uva que se traducirán en 665.000 botellas para consumo

09.11.2020 | 01:18
Imagen de archivo del proceso de vendimia.

Lo que en cualquier otra circunstancia habría sido recibido como una gran noticia, se ha convertido en motivo de preocupación para los productores de vino blanco afrutado de la comarca del Alto Nervión. Y es que los datos de la vendimia de txakoli de este 2020 han sido de récord al alcanzar los 714.000 kilogramos de uva recogidos, lo que supone un incremento del 57% respecto al año anterior y convirtiéndose así "en la mayor cantidad recogida en la historia de la Denominación de Origen Arabako Txakolina", destacan desde la entidad. El proceso de elaboración del txakoli ya ha comenzado y la previsión es llegar a las 655.000 botellas, "que marcaría un nuevo récord que podría llegar a ser amargo si la situación no se recupera rápidamente", lamentan.

Y es que son muchos los factores que han coincidido en muy poco margen de tiempo. Por un lado, la recogida de la uva se ha tenido que realizar "con almacenes con género de la vendimia anterior" ya que las ventas de este producto vinícola se han resentido ligeramente por la situación del Brexit y los aranceles de EE.UU. Los miedos iniciales ante el comportamiento de estos dos importantes mercados exteriores "no se materializaron en los malos resultados esperados en un principio, ya que las exportaciones han tenido un buen comportamiento incluidos esos dos países", reconocen desde Arabako Txakolina. El mayor golpe llegó, sin embargo, con el confinamiento de marzo que frenó en seco "los buenos resultados del comercio local y doméstico, que se preveían por el comportamiento de enero y febrero, e incluso primeros de marzo". Ese impacto negativo sobre las ventas de txakoli se va a ver de nuevo incrementado con el cierre decretado ahora de los establecimientos hosteleros de toda Euskadi y parte del estado. "Desgraciadamente, el confinamiento y las restricciones, que ha tenido la hostelería y la comercialización en general, han tenido un efecto demoledor en la salida de género de nuestras bodegas, y en consecuencia, ha impedido comercializar la vendimia 2019 en condiciones normales que hubieran permitido tener los depósitos vacíos, y poder recoger toda la producción de uva. Esto ha supuesto que no se haya podido retirar aproximadamente unos 30.000 kilogramos de uva que se han tenido que quedar en el campo", señalan.

La buena noticia de este año aciago "podría ser la buena calidad de la uva recogida, pero todo queda a la espera del desarrollo de esta crisis sanitaria sin precedentes, y pensando a futuro y observando lo que podría deparar la próxima vendimia de octubre de 2021".

Otro halo de esperanza llega de los resultados de las elecciones de Estados Unidos a favor del partido demócrata liderado por Joe Biden, un cambio de inquilino de la Casa Blanca que desde Arabako Txakolina ven con optimismo. "Hay que indicar que esperamos con ilusión los resultados de las negociaciones con EE.UU. ya que la Organización Común de Mercados Agrícolas, OCM, ha autorizado a Europa a aplicar aranceles por 2.890 millones de euros y se va a comenzar a negociar con el gigante americano la retirada de los gravámenes impuestos a los productos agroalimentarios". El 2021 se presenta, por tanto, con numerosas incertidumbres para la asociación que agrupa a productores y elaboradores de txakoli del Alto Nervión.