En Orduña

La TeBeOteka del Fómic

El músico y artista Iñigo Arrizabalaga emprendió hace un año el negoció Fómic, en Orduña

05.03.2020 | 01:30
El artista y músico Iñigo Arrizabalaga, en una actuación con algunos de sus 'collages'expuestos en las paredes de la sala.

El punto de partida fue la muestra ochentera, sonora y visual Fómic (Fotografía, Música y Cómic) que el artista y vecino de Orduña, Iñigo Arrizabalaga organizó en 2018 y que, durante los meses de enero y febrero, recorrió las salas de exposiciones La Alhondiga de Orduña, La Casona de Amurrio y de la kultur etxea de Laudio. Tal fue la acogida, la repercusión y las buenas sensaciones de la iniciativa que el músico y alma mater de la banda Sobrino Sobrado decidió dar un paso más hacia el emprendimiento. "Me formé e hice cursos en Behargintza de Orduña yen la Agencia Foral de Empleo y Formación Dema de Barakaldo para la puesta en marcha de ideas y proyectos de negocio. La verdad, es que saqué buenas calificaciones y obtuve una subvención para montar la empresa en la que yo creía", explica. Se trata de Fómic, un espacio "ligado íntimamente a mi persona, a la música de Sobrino Sobrado, a los collages que realizo y por supuesto a todos los cromos, vídeos, cómics, revistas, fósiles o postales que constituyen mi stock inicial de coleccionista. Pero también quise que sirviera como pequeña tienda para otras personas que quieran vender sus objetos, evitándose los entresijos de su valoración y puesta a la venta".

Fómic abrió sus puertas a principios de 2019 en una de las salas del centro de promoción económica Behargintza de Orduña, situado en el número 10 de la Gran Vía, una novedosa experiencia de negocio que después de un año ya de trayectoria Arrizabalaga califica como "apasionante y muy divertida" y que cuenta, además, con una página web (www.fomic.es) de apoyo, difusión y consulta. Tiene, básicamente, tres líneas estratégicas bien definidas: ventas on line de productos de creación propia, de coleccionismo y de terceras personas, ventas con presencia física en ferias, mercados, conciertos y otros eventos y prestación de servicios artísticos y jurídicos ya que Iñigo Arrizabalaga es abogado, además de artista, músico y coleccionista. No se trata de una tienda al uso ya que no está abierta permanentemente "sino que funciona concertando citas previas".

Ahora TeBeOteka Y El proyecto Fómic se refuerza e implementa ahora con un espacio denominado TeBeOteka para compartir su pasión con quien quiera consultar y disfrutar de su amplia colección de tebeos. "Su finalidad es potenciar la lectura del Cómic en nuestra ciudad y hacer de Fómic una empresa más presente en la ciudadanía", explica. Además, "y como digo en muchas ocasiones, quiero que los lectores entren en la cámara del tiempo y que vuelvan a tener en sus manos un cómic que leyeron hace treinta años. Sin descartar a quien lo descubra por primera vez. Porque lo bueno nunca perece", añade.

Lo que ofrece Iñigo Arrizabalaga en este espacio es un fondo que cuenta con más de 170 títulos, y más de mil cómics, que en su mayor parte datan del boom de los años 80. Una colección particular cuya presentación al público está pensada en books y en tomos de anillas que contienen hojas plastificadas en las que se guarda cada ejemplar. Y como en este caso el objetivo es tener "un trato directo con el público", la TeBeOteka cuenta con atención personalizada los viernes de 18.00 a 20.00, y los sábados de 12.00 a 14.00. Fuera de ese horario, también se recibirá a usuarios mediante cita previa concertada por teléfono o correo electrónico (tebeotekafomic@gmail.com).

El servicio es gratuito pero los usuarios deberán hacerse un carné de socio y el plazo de los préstamos ha quedado fijado en dos semanas como máximo.