Durangaldea

El Consorcio llama a racionalizar el consumo de agua

El ente de Busturialdea reclama hacer "un uso eficiente" en verano por el "déficit hídrico" en el abastecimiento

16.06.2021 | 00:57
El río Mape (Busturia) suele sufrir ante las captaciones. Foto: I. F.

Gernika-Lumo – No es una situación que pille desprevenida a la ciudadanía, pero llega antes que otros años. Y busca que no tengan que adoptarse medidas más complejas, como cortes de agua. Con el objetivo de racionalizar el consumo de agua, el Consorcio de Aguas de Busturialdea (CAB) ha establecido una lista de restricciones "ante el déficit hídrico estructural" que padece el abastecimiento de la comarca en época de estiaje. Más concretamente, el organismo público ha prohibido "la utilización de agua potable de la red de distribución" a diferentes usos, como el llenado de piscinas privadas, el riego de parques, jardines o huertos no vinculados a la actividad agraria o el lavado de calles mediante agua a presión.

El Consorcio de Aguas de Busturialdea pide mantener esas medidas hasta el 31 de octubre. Y además de los casos citados, también apela a la ciudadanía a que no malgaste agua en el lavado de vehículos, las duchas y lavapiés en las playas –en Urdaibai existen hasta siete arenales en plena campaña de baño–, "salvo unidades indispensables por razones sanitarias", los juegos y actividades lúdicas que requieran empleo de agua y, por último, "los usos suntuarios". De igual modo, el organismo comarcal ha instado a los más de 45.000 habitantes de la zona a que lleven a cabo "un uso eficiente y responsable posible en el consumo doméstico de agua durante el citado periodo. Se ruega, por el bien común, que esta prohibición sea respetada", concluye la carta enviada por el CAB a los ayuntamientos locales.

La escasez de agua en época de estiaje no representa un problema coyuntural en Urdaibai, sino que es estructural, además se ve incrementado durante el verano, cuando se dispara la demanda del consumo de agua. E incluso llega a generar que un río como el Mape (Busturia), se deseque por las excesivas captaciones. De hecho, la Agencia Vasca del Agua, URA, ha debido dar un tirón de orejas al Consorcio de Aguas de Busturialdea –en forma de multas– por no respetar el caudal ecológico mínimo. De ese arroyo no solo beben los vecinos de Busturia, sino también de Sukarrieta y Mundaka, precisamente dos de las poblaciones de la zona con mayor incremento de población veraniega. Y, por desgracia, todo indica que este verano volverán a reproducirse esos problemas.

Plan de acción Por lo pronto, las instituciones –URA, dependiente del Gobierno vasco; la Diputación Foral de Bizkaia; el Consorcio; los ayuntamientos...– aprobaron en 2018 un Plan de Acción Territorial (PAT) para el Abastecimiento de Busturialdea, con varias medidas correctoras. Entre las soluciones, la primera está encaminada a captar agua de los acuíferos bajo el Oiz. En todo caso, sería una medida a corto o medio plazo. Y, por otro lado, se podría enganchar al sistema de abastecimiento del Consorcio de Aguas de Bilbao Bizkaia, proveniente de Mungialdea, lo que daría carpetazo al déficit. En ello ayudaría la integración del Consorcio de la comarca en el ente del herrialde, un proceso abierto y que esperan completar cuanto antes.

noticias de deia