Tres personas se dan un festín de compras en el comercio y hostelería de Güeñes

Su papeletas fueron las tres ganadoras en el sorteo del sábado canjeables por mil euros cada una

21.12.2021 | 00:19
Foto de grupo de ganadores, familiares y miembros de la asociación, antes del recorrido.

Un café rápido en terraza al aire libre y al lío: tres horas y media por delante y 3.000 euros en total para gastar en establecimientos adheridos a la Asociación de Comerciantes y Hosteleros de Güeñes. Una maratón de compras sin preocuparse por dejar la tarjeta de crédito temblando. "¡Nos sentimos como en la película Pretty Woman!", exclamaban Oliva Rodríguez y su nuera, lista en mano con una detallada relación de productos favoritos. Exultantes porque "este año la Navidad nos sale gratis", su papeleta fue una de las tres que se extrajeron en el sorteo del sábado canjeables por mil euros cada una.

En la organización agradecen cómo la clientela se ha volcado, ya que "de los 9.000 boletos que sacamos solo nos han quedado sin vender alrededor de 600", detalló la presidenta de la asociación, Covadonga Mendieta, que acompañó el tiovivo de compras. El entusiasmo se propagó al otro lado de los mostradores en una atmósfera festiva que "falta nos hacía con lo que nos está tocando vivir", coincidieron.

Familiares de las tres personas afortunadas quisieron sumarse al recorrido y eso que "me he formado una idea bastante aproximada de a qué tiendas ir", desveló Isabel Aguilera, a quien la suerte ya le había sonreído antes en iniciativas similares. Lástima que la víspera del sorteo "compré una tablet" que podría haber cargado al premio de haber esperado solo dos días más. Casualidad que "tenía el móvil y el fijo estropeados" cuando recibió la llamada para comunicar que había ganado "y al conectar se me acumulaban veinte llamadas perdidas". Justo "en la funda del teléfono" había guardado su preciado tique para presentarlo ante la Asociación de Comerciantes y Hosteleros. "Siempre" compra en el núcleo urbano de Sodupe, en navidades escribiendo una carta más amplia a Olentzero que a los Reyes Magos para disponer de "más tiempo de disfrutar de los regalos". También durante el resto del año mantiene su fidelidad a lo local. Por ejemplo, "llevo 40 años acudiendo a la misma peluquería, aquí podemos encontrar de todo".

Robot de limpieza

En casa de Satur Otaola "hemos consensuado más o menos" las adquisiciones entre establecimientos asociados de los sectores más variados, desde ropa a complementos y electrodomésticos. La generación más joven apuntó sin dudar "a la tecnología". Con un robot de limpieza y un ordenador habían cubierto el grueso de las compras, que completaron con un jersey y una visita a la carnicería para preparar la Nochebuena.

Oliva Rodríguez también comenzó por la parte gastronómica y sumó al carro una botella de champán intentando poner buena cara ante el contexto social por los datos de la pandemia. "Hay que dar de ganar al pueblo porque, si no, se muere", señaló. Aunque "quizás echamos de menos negocios de reparación de calzado y paraguas, igual sale más barato comprar cosas nuevas, pero de toda la vida me he acostumbrado a arreglar". "Hoy nos sentimos como en Prety Woman", aseguró.

La relación de artículos elaborada junto con su nuera contemplaba el paso por diez tiendas: carnicería y pescadería para las cenas y comidas navideñas; panadería, un microondas, zapatos y tres sesiones de peluquería, entre otras propuestas para despedir 2021 con la despensa y los armarios llenos. "Os mandaremos fotos con la mesa de Nochebuena puesta", se despidió entre sonrisas al salir de una tienda de alimentación. "Oli, pruébatelo en casa y, si no te sienta bien, nos lo traes y lo cambias", le dijeron cuando preguntó por ropa interior en una mercería. Detalles que marcan la diferencia.

"Estas semanas de atrás mientras completaban las papeletas hablábamos de las cosas que comprarían si les tocara el sorteo. Esos momentos con la clientela nos encantan", confesó la presidenta de la Asociación de Comerciantes y Hosteleros de Güeñes, Covadonga Mendieta.

Las navidades son un buen momento para "premiar" la fidelidad, como han hecho otros años. "Tres cestas valoradas cada una en alrededor de mil euros, una ruleta de la suerte en la que caer en diferentes casillas significaba premio o compras por sectores con la posibilidad de ganar un carro con productos valorados en 800 euros han animado la antesala de las fiestas. Por pedir, "que toque la lotería el día 22 al número de la asociación porque caería en medio pueblo".

noticias de deia