Enkarterri explora el patrimonio comarcal con todos los sentidos

Balmaseda y Karrantza lideran este fin de semana el programa de visitas guiadas

16.10.2021 | 00:28
Hoy se abren las puertas del estudio de Roberto Rodet en la plaza de San Severino.

Vista, tacto, oído, gusto y olfato protagonizarán hoy una excursión diferente a la fábrica museo de Dolomitas, en Karrantza, en la que "descubriremos el mundo industrial de una manera sensorial", avanzan en la organización de las Jornadas Europeas del Patrimonio que este año giran en torno a inclusión y accesibilidad. Este fin de semana también se podrá descubrir el mundo creativo del pintor Roberto Rodet en su estudio de Balmaseda.

En 1956, Dolomitas del Norte dio comienzo a la explotación de la dolomía de la peña de Ranero, lo que daría lugar al descubrimiento de la cueva de Pozalagua. Hasta el fin de la actividad dos décadas más tarde el material extraído descendía hasta la fábrica del barrio Ambasaguas a través del último tranvía aéreo de Bizkaia, que salvaba una distancia de tres kilómetros con una pendiente al 9%. Una trayectoria en la que hoy profundizarán quienes se hayan inscrito en la salida de una forma diferente. Se recomienda ropa de abrigo. El próximo sábado las Jornadas Europeas del Patrimonio regresan al valle para una salida sobre la labor de las monjas de Karrantza en la antigua casona indiana de Biañez que ha sido escuela-hogar, colegio y hogar de acogida para migrantes en dificultades.

Hoy Balmaseda abre las puertas del estudio del pintor Roberto Rodet (1915-1989) en la plaza de San Severino. "Situado en un edificio cuyo origen se remonta a la Edad Media, se convertirá en un lugar de encuentro y participación", apuntan desde la organización de las jornadas. La asociación Arra, que divulga la vida y obra del artista de la villa, llevará la voz cantante en el recorrido por "pinturas, colores, dibujos, libros y otros objetos que fomentarán el diálogo entre creencias, culturas, tradiciones y valores presentes en las vivencias de los colectivos participantes".

Sopuerta rememorará su pasado minero el sábado 23 de octubre en un paseo por la ruta por la que circulaba el ferrocarril Castro-Traslaviña que terminará en la boca del túnel de Herreros.

Al día siguiente habrá otra iniciativa cultural en Artzentales que mostrará "su diversidad desde la vida y visión de mujeres, niños y niñas, personas con diversidad funcional del municipio y otras venidas de otros lugares". Ese mismo día Gordexola plantea un desafío a la juventud: aprender sobre el legado indiano y otros monumentos del municipio mediante pruebas en cuya resolución deberán emplear teléfonos móviles, códigos QR o realidad aumentada.

Por último, el 30 de octubre Zalla invita a una cata a ciegas de txakoli y productos de la tierra. Personas a las que se privará de visión se meterán en la piel de invidentes que se unirán a la experiencia en la capilla de Longar. Todas las actividades precisan reserva.

noticias de deia