La casa de las mujeres de Portugalete, en el antiguo euskaltegi

Bidatzenea será un punto de encuentro y las obras de adecuación del local comenzarán a final de año

19.01.2021 | 01:00
Algunas de las mujeres que han tomado parte en el proceso de creación de Bidatzenea.

El proyecto de la Casa de las Mujeres de Portugalete empezará a ser una sólida realidad para finales del presente año. Así lo anunciaron el lunes el Ayuntamiento de Portugalete y representantes del grupo motor de esta iniciativa, 25 mujeres de diferentes colectivos de la localidad jarrillera que han sido la cara más visible de un proceso participativo en el que, a lo largo de varias sesiones, al principio presenciales y, más tarde, on line, han ido perfilando la idea. Finalmente, el espacio escogido para albergar el nuevo centro –que se llamará Bida-tzenea– ha sido el que ocupaba el antiguo euskaltegi, una lonja ubicada en la plaza Urdibai de la noble villa. "Nuestra apuesta como Ayuntamiento es colaborar con la ciudadanía porque creemos que la suma de miradas y visiones ayuda a dar respuestas más ajustadas a los desafíos que tenemos en nuestro municipio. Trabajar en el diseño de la Casa de las Mujeres, de forma colaborativa y participativa, nos ha permitido alcanzar amplios acuerdos para la puesta en marcha de este proyecto", explicó María José Blanco, vicealcaldesa de Portugalete.

De esta manera, este nuevo espacio que se pondrá en marcha en la plaza Urdibai aspira a ser un punto de encuentro de los colectivos de mujeres y feministas de la villa, "un lugar en el que estrechar lazos y trabajar juntas por el empoderamiento de la mujer y para construir una sociedad cada vez más igualitaria". El hecho de que hasta final de año no comiencen las obras de adecuación del local a su nuevo uso, no quiere decir que el proyecto de Bidatzenea no vaya a seguir dando pasos adelante a lo largo de los próximos meses. Y es que en este tiempo se llevará a cabo un anteproyecto en el que se especificarán las necesidades existentes para los colectivos que harán uso de este equipamiento y los trabajos a realizar en el local para tratar de satisfacerlas.

Cambios
 

El local del antiguo euskaltegi ha sido el elegido para acoger este nuevo servicio, pero el proceso participativo comenzó bajo la idea de que sería el Hogar Gure Bakea el elegido para este proyecto. De hecho, allí se realizaron las primeras sesiones presenciales del proceso para hacer realidad Bidatzenea. Finalmente, los responsables municipales y el grupo motor del proyecto conformado por cerca de 25 mujeres, han estimado que el local de la plaza Urdibai se adecúa más a las necesidades de una casa que aspira a ser el punto de encuentro de las jarrilleras.

noticias de deia