130 comercios de Santurtzi crean una caja de resistencia

Ayudarán con diez euros cada uno a quien cierre temporalmente por el virus

11.12.2020 | 01:10
Begoña Pagazaurtundua, Montse Txakartegi y Arrate Barrondo, tres de las participantes.

 La situación actual es totalmente incierta para todos los sectores y una de las cuestiones a las que se puede enfrentar el comercio es que alguno de sus trabajadores se infecte de coronavirus o, incluso, por haber sido contacto de una persona infectada. Al daño que eso pueda ocasionar a la salud de los comerciantes, se suma el perjuicio económico que eso puede ocasionar, ya que los establecimientos deben estar cerrados por protocolo durante diez días. Ante esta situación, un grupo de 130 comerciantes de Santurtzi adheridos a la plataforma Gran Comercio Santurtzi han elaborado una caja de resistencia para ayudar a aquellos comercios que tengan que cerrar durante diez días a causa de casos de coronavirus.

La iniciativa, denominada Caja de Resiliencia consiste en que cada uno de los 130 comerciantes que forman parte de esta plataforma done un euro diario durante un periodo de diez días. En total, cada comerciante aportará una cantidad de diez euros con lo que se creará un fondo de 1.300 euros para ayudar a quienes, por desgracia, tengan que cerrar por casos de coronavirus. "La situación actual es muy complicada y para algunos comercios tener que cerrar durante diez días puede ser un golpe muy duro. Por ello, se nos ocurrió crear este fondo. Para cada comerciante aportar diez euros no es mucho, pero la ayuda que puede recibir quien tenga que cerrar es muy importante", apunta Montse Villena, propietaria de la Pajarería Villena y una de las comerciantes que forma parte de Gran Comercio Santurtzi. La idea tuvo una grandísima acogida entre los comerciantes de la plataforma y ya se han puesto en marcha para perfilar esta iniciativa. "Esta Caja de Resiliencia nos da tranquilidad a los comerciantes porque sabemos que si se da el caso de tener que cerrar durante esos diez días contamos con el apoyo de mucha gente. Se puede decir que es un alivio", señala Arrate Barrondo, del establecimiento Celivel.

Y es que la intranquilidad está siendo una constante en el sector desde que la pandemia condicionase de lleno la vida actual. "Estás intranquilo porque ves que varios comerciantes han tenido que cerrar durante unos días por tener casos de covid o haber tenido contacto con algún positivo y piensas... ¿Y si me toca a mí?", expone Maite Pagazaurtundua, de la Floristería Begonia. Ese hipotético cierre se sumaría a las pérdidas que los negocios han ido acumulando este año debido a, entre otras cosas, el confinamiento. "Este año hemos tenido ya muchas pérdidas y tener que cerrar diez días sería un golpe muy duro para todos, afirma Montse Txakartegi, de la mercería Aguja y Dedal, otro de los establecimientos que formará parte de esta Caja de Resiliencia. Esta acción es un eslabón más de la cadena de favores que puso en marcha la plataforma hace poco más de medio año. "Estamos aquí para ayudarnos entre nosotros y, más si cabe, en estos momentos tan difíciles", explica Villena. El engranaje del proyecto se pondrá en marcha en cuanto se tenga que decretar un cierre temporal de algún comercio adherido a la iniciativa. Entonces, el resto de los comerciantes que formen parte de la acción comenzará a aportar un euro al día. Al llegar al décimo día, habrá una recaudación de, al menos, 1.300 euros que, sin duda, servirá de mucha ayuda para los comercios que tengan que cerrar esos diez días.

Iniciativa abierta
 

La iniciativa está abierta a todos aquellos comerciantes de Santurtzi que quieran sumarse para, de este modo, hacer una cadena de favores más grande y así dar forma a una Caja de Resiliencia mayor que servirá para echar una mano amiga a aquellos establecimientos que, además de la salud de sus trabajadores, vean afectado su funcionamiento a causa del virus.

"Esta 'Caja de Resiliencia' nos da tranquilidad a los comerciantes en caso de tener que cerrar"

Arrate Barrondo

Comerciante

"Para cada comerciante aportar un euro al día no es mucho, pero puede ser una ayuda muy grande"

Montse Villena

Comerciante