Muskiz inaugura en el Malecón el primer txakurgune de Meatzaldea

La instalación tiene una extensión de más de 1.000 metros cuadrados y su perímetro está vallado

16.09.2020 | 01:14
El txakurgune cuenta con diversos elementos a lo largo de sus más de 1.000 metros cuadrados.

Aunque el municipio de Muskiz pueda parecer a simple vista un municipio industrial por la presencia en su término municipal de la refinería de Petronor, lo cierto es que aún pervive una excelsa tradición rural en sus barrios; desde Borja o Nesilla, el Pobal o Kobaron pasando por La Rigada, Villanueva, el Carrascal o La Rabuda, por citar algunos. Enclaves donde la presencia de los perros está mayormente asociada a su capacidad de trabajo o de guarda a la que en las últimas décadas se ha sumado su papel como animal de compañía. Ello ha llevado a que a día de hoy, este municipio que cuenta con poco más de 7.500 habitantes, tenga censados más de 2.000 canes.

No es de extrañar que el Ayuntamiento minero haya tenido en cuenta la demanda social de los propietarios de estas mascotas para llevar a cabo la creación del primer txakurgune de Meatzaldea, un parque exclusivo para que los perros disfruten al aire libre.
 

Compromiso

"Con esta acción se da respuesta a las peticiones de los vecinos y vecinas a través de los presupuestos participativos para que el municipio contase con este tipo de esparcimiento. Para su construcción, el consistorio muskiztarra ha invertido un total de 28.555 euros", explicó la edil de Educación, Ainara Leiba.

El parque canino, que se ha instalado al lado de las instalaciones deportivas de El Malecón, cuenta con un una superficie de unos mil metros cuadrados con un cierre perimetral de malla, además de una puerta de cerramiento. En relación a los juegos caninos del txakurgune se han instalado desde una rueda de salto, hasta una pista de obstáculos, un slalom de rapidez, una pasarela para el equilibrio y plataformas. "Creemos que este espacio, además de proporcionar una actividad diferente para estas mascotas, pude servir para mejorar aspectos como la obediencia que luego favorezcan los comportamientos de los perros en las calles", ahondó Leiba. El txakurgune" contará también con el mobiliario urbano necesario como papeleras y bancos, además de una fuente. Todas las personas usuarias de este espacio, podrán ver en un cartel situado en la instalación, las normas de cumplimiento para su uso. Así por ejemplo se señala la obligatoriedad de recoger los excrementos o la prohibición de acceso al recinto sin mascota.