Ezkerraldea

El pintor portugalujo Alejandro Tejada vuelve a la OKE con brío

14.07.2020 | 00:09
Tejada se reconoce deudor de pintores como Zalbidea. Foto: E. Zunzunegi

El pintor portugalujo reabre las exposiciones en la OKE tras el cierre de la sala por la pandemia del covid

HASTA el próximo 29 de julio, la sala municipal de la OKE de Ortuella acoge la exposición de pintura del artista jarrillero, Alejandro Tejada, viejo conocido del espacio expositivo ortuellarra donde hace 5 años presentó una amplia retrospectiva del singular manejo del acrílico por parte de este artista autodidacta con una dilatada carrera iniciada cuando aún llevaba pantalón corto. La actual muestra de este creador hecho a sí mismo a lo largo de casi cuatro décadas de dedicación se compone de 20 pinturas relacionadas fundamentalmente con una particular visión paisajes urbanos, temas marinos y retratos. "Durante el confinamiento al que nos obligó la pandemia los retratos se convirtieron en una especie de compañeros en este retiro forzoso", señala Alejandro Tejada, un artista portugalujo autodidacta, que con gran esfuerzo y dedicación transita sin descanso por el camino de la pintura realista.

"Esta exposición es el fruto de mucho trabajo. Maradona hubo uno y ahí está. La verdad es que nadie regala nada y esta muestra es el fruto de mucho trabajo, insistencia y la búsqueda del camino de cada uno", apunta este creativo que a pesar de la maduración de su obra no renuncia a elementos clave de su acerbo personal como la fotografía o su entorno vital cercano a los que añade una inquietud rayana con lo naïf. "En mi obra hay mucha prueba y error, mucho cuadro borrado y mucha elaboración, trabajo y correcciones", reconoce este pintor que en esta etapa de madurez creativa se ha dejado seducir por un realismo adjetivado donde manda el filtro del color, la luz y la perspectiva que fija el objeto de su creación.

Defensor del acrílico como base de su arte –en cuya utilización se nutre de varios "secretos" para componer las texturas de sus obras– el trabajo de Alejandro Tejada llega a Ortuella plagado de guiños a una visión contemporánea de la sociedad en la que no faltan ni referencias fílmicas o de la farándula. "No sabría decir por qué pero el Puente Euskalduna siempre me ha seducido y en la muestra presento varias vistas diferentes de esta infraestructura", reconoce Tejada que en esta muestra ha querido rendir homenaje a tres pintores que de una manera u otra han marcado su trabajo en los últimos años. "Aquí recojo retratos de Roberto Zalbidea, buen amigo que fuera presidente de la Asociación Artística vizcaina, Willian Turner o Edward Hope, autores clásicos que me sirven de referencia", destaca.

noticias de deia