Fiesta jarrillera

"No teníamos opción", asegura Berriztasuna tras suspender La Guía

El covid deja a Portugalete sin fiesta justo el 50 aniversario de sus organizadores

11.06.2020 | 00:14
La de este año iba a ser una fiesta especial puesto que la entidad organizadora, Berriztasuna Taldea, cumple medio siglo de vida. Foto: B. T.

Portugalete – Era algo esperable y lógico teniendo en cuenta la situación actual, pero ya se ha hecho oficial: Portugalete no celebrará el próximo 1 de julio la fiesta de Virgen de La Guía ni tampoco saldrá de fiesta los días 3, 4 y 5 de julio, cuando había programadas actividades para conmemorar esta fecha tan señalada en el calendario portugalujo. Los jarrilleros se quedan, de esta manera, sin la jornada festiva por antonomasia, pero la situación actual generada por el coronavirus hacían totalmente desaconsejable la celebración de una fiesta que, cada año, reúne a cerca de 50.000 personas que llenan de alegría y actividad las calles del Casco Viejo jarrillero. "No teníamos otra opción. Estuvimos esperando para tomar una decisión definitiva, aunque desde marzo ya contemplábamos la posibilidad de que no se pudiese celebrar la fiesta vista la situación en la que nos encontrábamos. Es una decisión llena de responsabilidad y sentido común con el único objetivo de primar la salud y la seguridad de la ciudadanía", señaló Eneritz Mancisidor, una de las integrantes de Berriztasuna encargadas de la organización de Virgen de La Guía.

Esta será la primera ocasión en las más de cuatro décadas que lleva celebrándose esta cita en la que se suspende. La cancelación de esta festividad se une a la larga lista de festejos que se han suspendido en Ezkerraldea y Meatzaldea como, por ejemplo, las fiestas de San Pedro en Sestao, las de San Juan en Muskiz y los Cármenes de Santurtzi y Barakaldo. Por su parte, las fiestas de San Roque de Portugalete se celebrarán, pero lo harán con eventos de pequeño formato y bajo una serie de condiciones que harán que se pueda respetar el distanciamiento social. De esta manera, los jarrilleros se quedarán por este año huérfanos de una fiesta que surgió en 1974 como una celebración propia del Casco Viejo de la noble villa, pero que pronto fue tomando importancia hasta ser la cita de referencia en Portugalete y reunir, de media a cerca de 50.000 personas. "Hemos sacado el comunicado de cancelación de la fiesta ahora para que la ciudadanía tenga el mensaje fresco, sea responsable y no se aglomere en las calles de Portugalete quedando en cuadrilla para festejar a su manera este día. Pedimos responsabilidad a todos y todas. Si somos responsables, seguro que en 2021 podremos celebrar Virgen de La Guía como lo hemos hecho en otras muchas ocasiones", incidió Mancisidor.

Desde Berriztasuna Taldea se había trabajado duramente en la elaboración de las actividades que este año servirían para dinamizar no solo el propio 1 de julio, sino que también movilizaría la vida de la villa los días 3,4 y 5 de julio, ya que el volumen de eventos programados para la cita ha obligado en los últimos años a trasladar algunas de las actividades a jornadas posteriores al día de la Virgen de La Guía. Pero la pandemia ha frenado en seco la labor de varios meses del comité organizador de esta cita. "En La Guía hay actividades que son ineludibles y que se empiezan a organizar muy pronto, otras muchas estaban ya perfiladas desde diciembre y enero. Es una pena que toda esa labor que hemos estado realizando durante este año se quede en nada, pero es la actitud más responsable y adecuada", señaló Mancisidor.

Una Guía muy especial

La de este año, además, estaba llamada a ser una festividad de Virgen de La Guía muy especial, puesto que la entidad organizadora, Berriztasuna Taldea, celebra este año su 50 aniversario. Estas Bodas de Oro en las que tantas ilusiones había depositado la entidad, han quedado un poco ensombrecidas por la pandemia ya que, además de La Guía, Berriztasuna ha tenido que aplazar la celebración de otros eventos que había programados para conmemorar su medio siglo de vida.

"Teníamos una programación especial por nuestro 50 aniversario con actividades a lo largo de todo el año. Algunos eventos han sido aplazados y otros no sabremos si se podrán llevar a cabo. Ahora mismo estamos trabajando en cuáles de las actividades que hemos tenido que aplazar por la pandemia se podrían celebrar más adelante y, de poder hacerse, en qué condiciones se desarrollarían", indicó Mancisidor. Esa será, ahora, la tarea principal de Berriztasuna Taldea, una entidad que ha visto cómo el coronavirus se lleva por delante la celebración de la fiesta de la Virgen de La Guía y, con ello, el trabajo de casi un año.

ENERITZ MANCISIDOR - Berriztasuna Taldea

  • "Es una decisión cargada de responsabilidad y sentido común que prima la salud y la seguridad de la ciudadanía"
  • "Si somos responsables, seguro que en 2021 podremos celebrar La Guía como hasta ahora"