ezkerraldea

Amaia del Campo: “Barakaldo ha tomado una gran velocidad y no podemos parar”

La alcaldesa fabril, Amaia del Campo, pone en valor la “estabilidad” que otorga el pacto al futuro de la localidad

09.02.2020 | 15:37

Barakaldo - Cuando tomó posesión de su segunda legislatura como alcaldesa de Barakaldo, Amaia del Campo dejó clara su intención de llegar a un acuerdo con otros partidos políticos para dotar de una mayor estabilidad a su gobierno. Tres meses después, esa voluntad de acuerdo se ha cumplido con la firma del pacto de estabilidad entre el PNV y el PSE, un acuerdo que la primera edil califica como "una gran noticia para la ciudadanía de Barakaldo".

Y es que, con la entrada en vigor de este pacto de legislatura se fortalecen proyectos que la localidad tiene previsto llevar a cabo en el futuro como, por ejemplo, la sustitución del sistema de alumbrado público de la ciudad y la puesta en marcha de un servicio de protección canina para mujeres víctimas de violencia de género, entre otros. "Barakaldo ha tomado una gran velocidad y no podemos parar. Para ello, la estabilidad es algo muy importante", aseguró Del Campo. El acuerdo llega tras varios meses de negociación, de poner negro sobre blanco objetivos y buscar el punto en el que ambas posiciones den como fruto iniciativas beneficiosas para la localidad fabril. "Por encima de las diferencias ideológicas, de los intereses partidistas han de estar los intereses de la ciudadanía de Barakaldo. Cuando la gente nos vota, espera que nos centremos en dar respuesta a sus problemas y preocupaciones, a sus intereses", señaló la primera edil barakaldarra.

La negociación y el posterior acuerdo han llegado tras una pasada legislatura en la que la relación entre ambos partidos a nivel fabril no fue la mejor. "Cuando uno tiene claro el objetivo y tiene voluntad de llegar a un acuerdo, la negociación es más sencilla. El objetivo que perseguimos ambas partas es común", indicó Del Campo, quien, a partir de ahora, tendrá en su equipo de gobierno a cuatro ediles socialistas. - Miguel A. Pardo