El colegio Osotu ya puede empezar las clases en Güeñes

El centro ha recibido el visto bueno del Departamento de Educación del Gobierno vasco

09.02.2020 | 14:15
El centro abrirá las aulas en las instalaciones que hasta hace diez años ocupó Coenen. Foto: E. Castresana

El centro ha recibido el visto bueno del Departamento de Educación del Gobierno vasco

Güeñes - El movimiento de autobuses, mochilas y libros regresará al barrio Lambarri de Güeñes diez años después de cerrarse la cooperativa de enseñanza Coenen. El colegio Osotu ya dispone de la autorización del Departamento de Educación del Gobierno vasco para iniciar las clases en el municipio. Durante el curso 2018-2019 el centro funcionó sin permiso en las instalaciones que había liberado Digipen en Zierbena por el retraso en las obras de puesta a punto del edificio de Güeñes.

El pasado 21 de agosto se publicó en el Boletín Oficial del País Vasco la orden de la consejera de Educación, Cristina Uriarte, fechada el 2 de agosto por la que se da luz verde a "la apertura y funcionamiento de un centro de Educación Primaria y Secundaria de la fundación Osotu Lambarri", cita textualmente el documento.

Podrán impartirse seis unidades de Primaria con un máximo de 150 alumnos y cuatro unidades de ESO con capacidad para hasta 120. No obstante, la fundación pretende crecer incorporando el ciclo de Infantil a corto plazo para que el alumnado disfrute de mayor continuidad en el itinerario lectivo.

La enseñanza se basa en una metodología que concibe el colegio como un gran aula con diferentes espacios de aprendizaje, tanto al aire libre como a cubierto con áreas como expresión artística, lectura, trabajo cooperativo y búsqueda de información, entre otros "ofreciendo herramientas para que se adquiera la capacidad de cuestionar, criticar, elaborar o comparar ideas y conceptos preestablecidos, abandonado la memorización y la repetición como elementos principales". Los escolares matriculados pudieron conocer cómo han quedado las estancias tras la reforma en una jornada de puertas abiertas celebrada el pasado 31 de julio. Debido a la afluencia los recorridos se efectuaron en tres turnos.

Las familias y el equipo docente respiran tranquilas después de la incertidumbre de los últimos meses sobre el futuro del centro en Güeñes. La demora de la rehabilitación acortó los plazos para obtener la autorización de Lakua casi hasta el último momento. El certificado de fin de obra llegó a tiempo para la reunión de presentación que tendrá lugar el próximo lunes, 9 de septiembre, víspera del inicio oficial de las clases, confirman desde la AMPA.

Alumnado

270

noticias de deia