ezkerraldea

Feli, poemas con sabor a refugio

Nacida en Burgos, Feli del Río vino a vivir con su padres a Gallarta con cuatro años

Poetisa y escritora, es desde hace años miembro de la Asociación Artística Vizcaina

09.02.2020 | 10:57
Gracias a su familia y a la escritura, Feli del Río superó la melancolía por la pérdida de su marido.

Poetisa y escritora, es desde hace años miembro de la Asociación Artística Vizcaina

Zierbena - Como a cualquier niña de su edad, a Felicidad del Río Herrera, Feli, le gustaba jugar en los siempre caprichosos charcos que la lluvia creaba por doquier en las calles del viejo barrio de Gallarta, enclave minero abantoarra por excelencia, donde recaló con su familia cuando tenía 4 años procedente de la localidad burgalesa de Pinilla Trasmonte. "Mi padre empezó trabajando en la mina pero él era hombre de campo y estar cerrado le trastornaba un poco la salud y por ello acabó trabajando en AHV", recuerda esta mujer.

"Me gustaba jugar en los charcos y chapotear como a los demás pero sobre todo me maravillaba ver caer las gotas de agua que creaban las ondas en el charco y contemplar en ellas el arco iris que creaba la luz, algo que he intentado enseñar a mis hijos y a mis nietos mirando también las nubes y la espuma de las olas del mar. Siempre me ha parecido que en algo tan sencillo había algo de poético aunque de niña mis amigos pensaran que estaba un poco chalada", rememora con cariño esta afable gallartina, escritora amante del relato y poetisa que escribe y describe con trazos del alma afligida.

"Yo empecé a escribir siendo ya muy mayor a raíz de quedarme viuda. Después de una vida plena en familia, con 3 hijos -uno de los cuales falleció con 29 años- y 4 nietos, la falta de mi marido me sumió en una gran melancolía que la escritura me ayudó a enjuagar sacándola de dentro. De hecho si mi marido no hubiese fallecido yo jamás hubiera escrito porque juntos teníamos otros planes en la vida como viajar y conocer otras realidades", confiesa esta amama que tantas veces ha cantado al dolor del alma pero que siempre ha tenido un hueco literario -también sentimental- para glosar en verso y en prosa los maravillosos momentos que le regaló su querida tierra minera.

Un homenaje que se ha plasmado en una parte significada de su producción literaria que atesora un amplio repertorio de obras, algunas de ellas multipremiadas dentro y fuera de tierras vascas hasta superar la veintena de reconocimientos. "Soy muy minera", resume con énfasis esta incombustible colaboradora de la Asociación Artística Vizcaína que lo mismo declama en los salones de La Bolsa que pregona con su rimas la apertura de una torneo de pala en el barrio de La Arena en Zierbena donde reside desde que se produjera la desaparición del antiguo pueblo de Gallarta por el empuje de la minería. Fue precisamente este ahora municipio independiente quien este pasado viernes le tributó un emotivo homenaje en su Kultur etxea pergeñado por el área municipal de Cultura y la propia asociación literaria a la que pertenece de la mano del también poeta y zierbanato, Ricardo Llamosas.

Comadrona En el acto se recitaron diversos poemas y haikus realizados por esta octogenaria autora que realizó en Bilbao estudios de enfermería y de comadrona. Oficios que desarrolló por los barrios y pueblos de la comarca minera e incluso en la pesquera población de Santurtzi, hasta su jubilación. "Al fallecer su marido, gran parte de sus aptitudes intelectuales y sentimientos las volcó en relatos y poemas con mucho lirismo, realismo, y cómo no, con alta creatividad, y así folio a folio, ha llegado a editar historias, reflexiones y versos. Además ha recibido alrededor de una veintena de premios de muy diferente procedencia y mérito", reseñaba en su alocución la vicepresidenta de la Asociación Artística Vizcaina, Loly Rubio, quien destacó que Feli del Río "es una persona muy amante de su familia, e ilusionada cada día con los aconteceres de los nietos, que aunque ya mayores, disfruta con todos sus avatares y su cercanía, así como con el resto de descendientes, amigos, e incluso vecinos, siendo un ejemplo ciudadano también por otras aportaciones de colaboración cultural".

Bolzoni, junto con las también poetisas y rapsodas Begoña lribarren y Loly Rubio, y la propia Feli del Río, ofrecieron un pequeño recital con poemas y haikus creados y publicados por la autora gallartina que todos los martes acude a las Tertulias Poéticas de Bilbao. "Además participa habitualmente en todo tipo de recitales públicos y en otros eventos. "También es componente del coro santurtziarra de mujeres", remarcó Bolzoni.