inclusión laboral

Costureras sin fronteras

SIETE MUJERES Y UN HOMBRE TOMAN PARTE EN ELPROYECTO ‘MANEJANDO LOS HILOS’ PROMOVIDO PORLA AGENCIA DEMA PARA BUSCAR LA INCLUSIÓN LABORAL

08.02.2020 | 19:52
Txentxa Marín, sentada, posa junto con las alumnas del curso ‘Manejando los hilos’, apoyado por Dema, junto con algunos de sus trabajos.Foto: E. .Z

Siete mujeres y un hombre toman parte en el proyecto 'manejando los hilos'

CANDINE, Yvette, Keila, Aicha, Carmen, Philomina, Mª Dolores y David forman una suerte de pequeña ONU de la costura; de la aguja y el hilo, la lycra y el patronaje, el reciclaje o el diseño y de la voluntad de encontrar un futuro laboral en torno a este oficio tan antiguo como el ser humano que aprendió a defenderse del clima elaborando prendas de vestir. Tres sudafricanas, una magrebí, una salvadoreña y cuatro vascas -una de ellas orgullosa de su raza gitana- cumplen escrupulosamente la jornada laboral para la que han sido contratadas al amparo del programa Manejando los hilos puesto en marcha por la Asociación de Amigas de la Costura de Sestao con el apoyo del Departamento Foral de Empleo, Inclusión Social e Igualdad.

"El objetivo primordial de la asociación, ubicada en la calle Alberto Arrue de Sestao, es el fomento de la cultura del corte y confección, si bien, desde hace unos años apostamos por dotar a los alumnos de una oportunidad de empleo", destaca Txentxa Marín, presidenta de la asociación sestaoarra que ha llevado a cabo programas similares de formación con otras entidades como Lanbide. "Aquí el aspecto más novedoso es que las personas han recibido en primer lugar una formación y actualmente están trabajando sobre pedidos de ropa reales, con destino a clientes concretos tanto de trajes de baile flamenco o de salón, bañadores y ropa de gimnasia rítmica o maillots", resalta Txentxa que comenta que para este curso se presentaron 40 solicitudes.

"Para nosotras es una gran oportunidad no solo de aprender algunos conceptos concretos de la costura, desde el patronaje o el diseño, si no que además lo hacemos con una responsabilidad real con trabajos tanto de vestidos como encargos de lycra -que es bastante más difícil- lo que nos permite plantearnos la posibilidad de crear una empresa", defiende Carmen, una vecina de Ezkerraldea con experiencia previa en costura que al igual que sus compañeras de taller aspiran a hacerse un hueco laboral.

Expectativas Esta iniciativa formativa laboral -en la que tienen un mes de formación intensiva y un contrato laboral de media jornada durante cinco meses- está incluida en la línea de programas forales que tienen por objeto formar y mejorar las expectativas de empleo de las personas desempleadas. "Mediante un diseño formativo intensivo y ad hoc para diferentes profesiones al que se añade la contratación laboral de las personas participantes, se logra que estas adquieran formación y experiencia práctica real y que al final del proceso posean una cualificación profesional valorada en el mercado laboral", reseñan desde la agencia de desarrollo DEMA que actualmente desarrolla varios programas con un espíritu similar al de Manejando los hilos como son Entre bambalinas -programa piloto mixto que fomenta diferentes profesiones dentro de las artes escénicas- o Construyendo tu oficio, dirigido a jóvenes que se encuentran fuera del sistema educativo sin haber completado ninguna formación.

Para este grupo de alumnas y trabajadoras de la costura en el que participa David, un joven sestaoarra con un amplio conocimiento del mundo del patronaje, el proyecto les ofrece una buena oportunidad laboral en un sector en el que otros han sabido abrirse camino como el diseñador Ion Fiz que mentoriza este curso y acudirá a Sestao el 16 de marzo.

"Ion Fiz, que curiosamente también fue apoyado por Dema en sus inicios, les ayudará a conocer dónde y cómo producen los diseñadores noveles. Posibilidades de dar servicio a este nicho de mercado. Es decir les proporcionará un valioso punto de vista acerca de dónde puede estar su principal línea de negocio", señalan en Dema.