Leioa diseña un plan para "dar protección" a las colonias de gatos

El programa, además de seguir con el método CES, prevé atención veterinaria o la acogida a lactantes

12.02.2021 | 01:02
Algunos gatos callejeros son sociables y se pueden adoptar; otros se cogen de crías.

El Ayuntamiento de Leioa ha elaborado un plan de gestión de colonias felinas en el municipio con el objetivo de "lograr el máximo nivel de protección y bienestar de los animales", tal y como recoge el documento. Se trata de un programa que va más allá de la implantación del método CES –que ya comenzó en 2016 y que continúa–, puesto que contempla mantener un "ágil y eficaz" servicio de atención veterinaria a los gatos callejeros que se encuentren enfermos o hayan sufrido lesión, un proyecto de acogida a mininos lactantes y otro de adopciones, con incentivos fiscales, incluso, así como llevar a cabo un censo de las colonias, entre otras finalidades.

A partir del año 2016, en colaboración con un grupo de personas voluntarias y la empresa adjudicataria del servicio de recogida de animales domésticos del Ayuntamiento de Leioa, desde el Área de Sanidad se impulsó un proceso organizado de esterilización de las colonias urbanas por zonas. Así comenzó la fase inicial del programa CES, en la que han sido esterilizados, hasta el pasado año, 289 machos y hembras –al margen de las actuaciones llevadas a cabo por las propias personas voluntarias y cuyo coste han asumido ellas mismas–. Ahora, el Consistorio da un paso más y, a la par que sigue implantando la fórmula CES, traza un plan de actuación general para las colonias con las siguientes metas: mantener un ágil y eficaz servicio de atención veterinaria a los gatos callejeros que se encuentren enfermos o hayan sufrido lesión por cualquier causa, a fin de que, una vez recuperados de sus dolencias, puedan regresar en condiciones adecuadas a su lugar de origen; corregir y minimizar las molestias que las colonias puedan provocar a las comunidades de vecinos; impulsar un plan de acogida a gatos lactantes, que permitan, desde un voluntariado social y comprometido, preservar la vida de aquellos ejemplares de parto reciente que han perdido, por diferentes razones, contacto con su madre, hasta que alcancen cierta autonomía para proveerles en la mayoría de los casos de una adopción responsable; y, precisamente, también diseñar una estrategia de adopciones de gatos sociables, mediante campañas periódicas, combinadas con incentivos fiscales que hagan atractivas esas adopciones.

Asimismo, el Ayuntamiento podrá promover la creación de colonias, a través de los planes, métodos o procedimientos que estime pertinentes y, por otro lado, ya tiene previsto realizar un censo de las colonias, con la ayuda de las personas que alimentan a esos gatos. De hecho, ya hay datos recopilados por el trabajo de campo hecho desde 2016.