Uribe-Txorierri

Pedro Fernández Puig 'regresa' a Getxo en su tercera novela

El escritor residente en Algorta publica 'El fuerte de La Galea', un libro con y para adolescentes

07.01.2021 | 01:17
El escritor getxotarra Pedro Fernández Puig posa con su tercera novela 'El fuerte de La Galea'. Foto: M. Hernández

Getxo – El getxotarra Pedro Fernández Puig vuelve a sumergirse en su mar de letras al publicar su tercera novela y lo hace, al igual que en su primer libro, desde uno de los escenarios más impresionantes de su localidad. Su estreno literario fue Aixerrota, el legado del irlandés y ahora lanza El fuerte de La Galea, que "pese a lo que pueda parecer, no es una novela histórica; el fuerte es un símbolo para dos generaciones que aparecen en la obra: unos adolescentes y sus padres y madres", adelanta el escritor.

Se alejó de Getxo y se fue hasta Madrid en Yo quemé el edificio Windsor, pero ahora Fernández Puig regresa a casa con una historia "que tiende hacia la literatura juvenil, y que pretende mostrar parte de la realidad actual de la juventud a los adultos, y de los adultos a la juventud", apunta el autor. "Ambas generaciones toman forma en un instituto de Getxo donde César, profesor de literatura, intenta educar a su alumnado de primero y segundo de bachiller frente a la influencia de Internet y el mal uso de los teléfonos; un suceso acaecido en el instituto llevará a que esta generación joven descubra valores que actualmente se les escapan por la pantalla", señala el novelista. El fuerte de La Galea adquirirá su cota de protagonismo por el "simbolismo" que tiene para unos y otros, pero el mensaje está en los móviles. "El personaje de César trata que los chavales se separen un poco del teléfono, no que lo dejen completamente de lado, porque eso ya es imposible, pero sí que levanten la cabeza porque son años, en primero y segundo de bachiller, en los que tienen que pensar sobre muchas cosas de su futuro", reflexiona Fernández Puig. De ahí que esta publicación vaya dirigida, sobre todo, a adolescentes, a esas personas que empiezan a dar pasos hacia la madurez. "Yo creo que para ellos, la novela puede tener interés e, incluso, la veo como una buena excusa para que lean más, pero también, en ese sentido, puede valer para los padres y para entender un poco más a esta generación. Así pueden charlar también entre padres e hijos, debatir sobre algunas cosas que salen en la novela...", considera el autor.

De esta manera, Fernández Puig vuelve a tener entre manos un libro, con la Editorial Atlantis, que da cobijo a uno de los múltiples relatos que siempre andan revoloteando por su cabeza y sus manos. "Lo acabé justo en febrero y hasta pensé en adaptarlo a los tiempos de pandemia, pero me pareció un poco deprimente empezar con las mascarillas y el gel€ Cuando ya lo tenía listo del todo, estábamos en pleno confinamiento, por eso dudé si enviarlo a la editorial. Pero, al final, lo hice porque también fue una manera de dar normalidad a lo que nos habían quitado: intentar volver a publicar, a pesar de que ahora está muy difícil hacer llegar tu libro a las librerías", admite Fernández Puig. De hecho, El fuerte de La Galea aún no está en las estanterías de ningún establecimiento, pero pronto lucirá en las de la Librería Zugatzarte. Sí está disponible la versión on line.

Y mientras tanto, este escritor visualiza su próximo reto literario. "Tengo una historia en euskera, a la que ando dándole vueltas... Pero yo pensaba que en el confinamiento iba a escribir más, pero ha sido al revés€ Además, me faltaban mis viajes en el metro", comenta el getxotarra. No en vano, los trayectos desde Algorta hasta Bilbao para ir a su puesto laboral y regresar son momentos productivos que el teletrabajo le arrebató en la cuarentena. Así, siguiendo las vías, fueron trenzándose las palabras de sus obras; las dos primeras, "fueron muy bien", reconoce. "Con el de Aixerrota, mucha gente de Getxo me hacía comentarios por la calle y el del Windsor llegó hasta a personas que habían trabajado allí", destaca.

"Pese a lo que pueda parecer, no es una novela histórica; el fuerte es un símbolo para los jóvenes y los padres de la novela"

"César, profesor de literatura, trata que sus alumnos se separen un poco del móvil"

Pedro Fernández Puig

Escritor getxotarra