Sopela asfaltará y reparará los viales de Iberre y Arriatera

Se invertirán 200.000 euros y las obras se prolongarán cerca de un mes

23.11.2020 | 01:38
La calle Iberre conecta el centro con Larrabasterra.

El Ayuntamiento de Sopela ha iniciado el proceso de contratación para adjudicar los trabajos de asfaltado y adecuación de dos viales que absorben un "importante" tráfico rodado como son la carretera de Iberre, que conecta el centro con Larrabasterra, y la avenida que lleva a la playa de Arriatera.

Para este cometido, el Consistorio sopeloztarra invertirá un total de 199.951 euros (IVA incluido) para llevar a cabo estas mejoras y el plazo de ejecución de las obras será "de 25 días", señalan fuentes municipales.

Según detallan, en el caso de la calle Iberre se actuará desde la rotonda que conecta esta vía con Urgitxieta y Gatzarriñe hasta subir hacia el cruce con Akilino Arriola.

Mientras tanto, las mejoras en la avenida Arriatera serán más extensas. El primero de los dos tramos que se mejorarán será la carretera que enlaza el parking de la playa con la rotonda situada a la altura del Indian. El segundo tramo comprenderá desde la citada rotonda, hasta el cruce con Loiola Ander Deuna.

Actualmente, ambas vías se encuentran "algo deterioradas y las capas de rodadura presentan deficiencias", subrayan. Por este motivo, el principal objetivo de esta actuación es "dotar a ambos viales de una mayor seguridad y comodidad" para los usuarios. "Existía una necesidad de mejorar las condiciones de las superficies de las vías, que se encontraban en mal estado por el intenso tráfico que han soportado y que requerían ser pavimentadas. Respondemos de esta manera a una de las principales demandas de la ciudadanía", recalca el alcalde de Sopela, Josu Landaluze.

De esta forma, los trabajos consistirán en la "eliminación por fresado de la capa de asfalto más castigado" y después se "repondrá el firme por otro de materiales adecuados y similares a los existentes". A nivel logístico, estas calles se han agrupado para poder "ejecutar las labores y minimizar así la interferencia con el tráfico rodado, peatonal o la actividad propia un núcleo urbano". Ambas carreteras cuentan con dos carriles, por lo que se actuará primero sobre uno de ellos para dejar el otro liberado al tráfico.

Cabe recordar que a principios de octubre, el Ayuntamiento dio a conocer que había reservado una partida de 375.000 euros para acometer los trabajos de prolongación del vial de Osteiko que dará acceso al Hospital de Urduliz y también para mejorar el entorno del polígono industrial de Larragoiti en Olabide con la creación de una nueva intersección que enlazará ambos municipios mediante unos accesos más seguros. El Consistorio prevé que estas obras puedan dar comienzo a finales de año o a principios de 2021 y la duración de las mismas será de entre 3 y 4 meses.

Asimismo, con el fin de garantizar la seguridad vial en la calle Olabide, el gobierno municipal recuerda que el Ayuntamiento ha destinado otros 20.000 euros para acometer trabajos de reparación y adecuación en el pavimento.