Getxo empezará a 'sellar' la ladera de Satistegi en agosto

Las obras para evitar desprendimientos durarán un año y costarán 1,6 millones

30.06.2020 | 00:31
La intervención mejorará la estabilidad de la ladera y las edificaciones de Satistegi.

Objetivo: evitar desprendimientos en la zona de Satistegi. Por eso, el Ayuntamiento de Getxo abordará, previsiblemente a lo largo del mes de agosto, las obras contempladas en el proyecto de sostenimiento y urbanización de esta ladera, así como del parque de Los Chopos. El plazo de ejecución de los trabajos se prolongará durante un año y su presupuesto asciende a más de 1,6 millones de euros.

Se trata, por lo tanto, de una intervención de enjundia, cuyas obras se encuentran ahora en fase de licitación. No en vano, esta ladera cuenta con un historial repleto de numerosas inestabilidades, las más importantes, acaecidas en los años 1985 y 2006. En el primer caso, se produjo una gran avalancha de tierra, que incluso llegó a afectar a los viales inferiores de la calle Satistegi. La prensa recogió entonces que se había producido un "espectacular corrimiento de tierras" que había desprendido "unas tres toneladas de tierra, piedras y árboles" y que se había debido, probablemente a "las fuertes lluvias de los últimos días". Mientras que el segundo incidente, el de hace quince años aproximadamente, fue un pequeño desprendimiento de tierras y piedras, que tuvo consecuencias en el sector occidental de la zona. De ahí que todos los grupos políticos de la Corporación aprobaran de manera unánime, ya en marzo de 2019, llevar a cabo estas labores para sujetar las tierras de esa pendiente. En esa sesión plenaria, el concejal de Urbanismo, Joseba Arregi, explicó que la ladera sufre "una alta vulnerabilidad a la erosión" y que se seguían detectando "pequeños movimientos".

Así, el proyecto que se va a desarrollar va a consistir en colocar un sistema de muro micropilotado en el vial de Satistegi y nuevos anclajes en el parque de Los Chopos con la finalidad de mejorar la seguridad y estabilidad de la ladera sobre la que se asienta el vial de esta calle, y con ella, la del resto de estructuras, como el parque de Los Chopos. Es un área de 12.000 metros cuadrados de superficie que desciende hasta el muelle de Ereaga. La actuación contempla, asimismo, la reurbanización de la zona que incluye la pavimentación de la vía pública y la reorganización de las redes de infraestructuras (saneamiento, abastecimiento y alumbrado). Las actuaciones se van a llevar a cabo en tres sectores diferenciados: oeste, este y parque de Los Chopos.

Por un lado, el oeste hace referencia al vial, de unos siete metros de ancho, que comienza a la altura del número 5 y desciende al mirador que se encuentra frente al bloque de viviendas del número 9 de la calle Satistegi. Es una carretera que presenta hundimientos y grietas en el pavimento y en el murete exterior. Por lo tanto, se estabilizará la calzada mediante la nueva ejecución de un muro micropilotado; se realizará una nueva canalización de alumbrado y se colocarán 14 puntos de luz; se habilitará mobiliario urbano con papeleras, bancos y jardineras; y se colocará señalización tanto vertical como horizontal.

En segundo lugar, el sector este abarca la zona aledaña al bloque de viviendas del número 5, en el que se consolidarán los viales y aceras que dan acceso a los garajes y portales del edificio. Se procederá a la contención del terreno sobre el que se asienta mediante dos pantallas de micropilotes que aumentarán el factor de seguridad de la zona superior de la ladera.

También el parque Por último, el parque de Los Chopos abarca el área peatonal interior a las calzadas de la calle Satistegi, con árboles, zonas ajardinadas y bancos. Es un parque con varias plataformas delimitadas por muros de diversas alturas, conectadas por escalinatas y aterrazadas, siendo la de uso principal la superior. La actuación abarca la reconstrucción y el refuerzo de varios de los muros mediante anclajes, además de renovar los firmes y el pavimento. En cuanto al mobiliario urbano, se instalará una nueva fuente, junto con papeleras, bancos y jardineras.

"Mientras duren las obras se dispondrá de medios que minimicen las molestias al vecindario", señalaron ayer desde el Consistorio getxotarra. Además, se habilitará un paso en el ramal que llega hasta el mirador para facilitar el paso de peatones a los portales de los números 7 y 9 y de los vehículos de emergencia.