Barrika pone en marcha un programa de refuerzo educativo para los niños

Impulsado durante el confinamiento, se llevará a cabo de forma presencial este mes y en julio en la biblioteca

21.06.2020 | 11:13
Aitziber Arza, graduada en Magisterio y especialista en Pedagogía Terapéutica, gestiona el nuevo servicio de la biblioteca de Barrika.

Hace justo ahora tres meses, el Gobierno vasco suspendió el curso escolar en Euskadi debido al covid-19. De un día para otro, los niños se quedaron sin cole, sin ver a sus amigos y con su formación interrumpida. Lo que, en un principio, parecían unos días de vacaciones en casa, acabaron por convertirse en una travesía por el desierto. Un confinamiento que derivó en mucho tiempo libre ante la ausencia de clases lectivas y que obligó a muchos padres y madres a tener que reinventarse en docentes. Por este motivo, con el objetivo de tratar de mantener ciertos hábitos educativos, el Ayuntamiento de Barrika puso el foco en los barrikoztarras más pequeños e impulsó el pasado 12 de mayo, a través de la biblioteca municipal y el blog Barrika Etxean, un nuevo sistema de apoyo educativo. "Somos conscientes de que la situación no está siendo fácil para las familias y creemos que una acción como esta puede ayudarles. La educación de nuestros vecinos más jóvenes es muy importante y desde el Consistorio haremos lo posible por apoyarles", expresó el alcalde Roberto Muñoz.

De este modo, debido a las circunstancias de la pandemia, en un principio se puso en marcha esta acción on line dirigida a niños y niñas de 6 a 12 años, es decir, de Educación Primaria, que consiste en plantear actividades y tareas que las familias consideren que son necesarias reforzar, como la compresión lectora, el razonamiento matemático, cálculo, etc. Una iniciativa en el que las familias podían solicitar ayuda para las tareas de los más jóvenes.

En este sentido, tras prestar el refuerzo educativo a dos familias durante el confinamiento, desde la biblioteca municipal explicaron que en cuanto fuera posible, se programarían sesiones presenciales "para poder ofrecer un mejor servicio de apoyo educativo". Unas sesiones que se van empezar a llevar a cabo ahora en lo que resta de mes y hasta el 31 de julio. "El objetivo es realizar un seguimiento a las tareas que estaban haciendo en el colegio, en función de cada nivel y según las necesidades", detalla Aitziber Arza, responsable de la biblioteca desde hace un año y medio. Graduada en Magisterio, es especialista en Pedagogía Terapéutica y Audición y Lenguaje. "Cada sesión estará adaptada en función del curso y el nivel de cada niño, y se reforzarán las materias donde tenga más dificultades", indica. Así, las sesiones serán de una hora de duración de lunes a viernes y en horario de mañana de 9.00 a 14.00 horas, pudiendo decidir la familia el número de días semanales que acudirá el niño o niña.

Durante estas sesiones, Arza realizará tanto el seguimiento de las actividades que desde el centro escolar le hayan indicado para realizar en la época estival, como aquellas complementarias adaptadas a las necesidades o dificultades de cada uno. "Debido a la situación atípica y a la conclusión anticipada del curso escolar, es conveniente que los niños mantengan ciertos hábitos de estudio o actividad porque de lo contrario se les hará muy cuesta arriba la vuelta luego al colegio", advierte.

Sobre esta línea, este nuevo servicio se suma ahora al que se presta a largo del año en la biblioteca, donde se imparten talleres para niños y niñas sobre manualidades, pintura, matemáticas lúdicas, etc., que se complementan con el servicio de préstamo de libros.

Por último, la biblioteca ya ha recibido una decena de peticiones de familias interesándose por este nuevo servicio que estará en marcha hasta el 31 de julio. Para poder participar deberán enviar un correo electrónico a liburutegi@barrika.eus o llamar al 94 677 51 63 para acordar el horario. Asimismo, recuerdan que los niños y niñas que acudan, deberán "cumplir con las medidas sanitarias acordadas en el protocolo para la reapertura de las bibliotecas y aulas de cultura que son el uso de mascarilla, lavado frecuente de manos y el uso exclusivo de material propio".