Eskuinaldea-Uribe Kosta

Una mirada humana al comercio

El Ayuntamiento de Berango impulsa un proyecto para visibilizar los negocios locales con la elaboración de una guía a cargo de la fotógrafa Amaia Aparicio

07.06.2020 | 00:12
Amaia Aparicio es especialista en fotografía emocional.

EL comercio es vida y hay que vivirlo. Pero, para ello, es imprescindible conocerlo. Por eso, con el objetivo de darle una mayor visibilidad, el Ayuntamiento de Berango ha impulsado un proyecto que persigue fomentar oportunidades reales de contratación y tejer conexiones entre los negocios locales a través de la elaboración de una guía de la mano de la fotógrafa berangotarra Amaia Aparicio.

Como usuaria de Berango Lab, el espacio de encuentro entre personas jóvenes, empresas, proyectos de innovación social y emprendedores del municipio, Amaia detectó que una gran parte de la población de Berango "no conoce la cantidad de negocios que existen en su municipio, ni de dónde vienen, su historia, quiénes son ni qué ofrecen", explica.

Concretamente, la idea de este proyecto surgió a raíz de otra iniciativa artística sobre "una panadería que quería darse a conocer a través de una sesión fotográfica", detalla. Entonces, constató que había "muchos negocios y gente emprendedora en el municipio a los que no les conocen", revela. Como ejemplo, cita un bar cercano a su domicilio que "hace unas hamburguesas riquísimas y que los propios vecinos de la zona no lo saben".

No obstante, aunque este proyecto que está respaldado por el Consistorio berangotarra acaba de echar andar, Amaia destaca que además de locales de hostelería, se busca englobar a todo tipo de profesionales de la localidad de diversos sectores como "organización de bodas y eventos, maquilladoras, etc.". "El objetivo es crear una red a la que se vayan adhiriendo comercios y emprendedores, tanto los que tienen un local físico como los que no", expone.

Por su parte, el Ayuntamiento de Berango ha dado luz verde a la iniciativa al ser consciente de que "su propuesta es una realidad", y que surge a través de Berango Lab, "teniendo como objetivo tanto dar oportunidades reales de contratación y visibilidad, así como realizar conexiones entre los negocios del entorno".

Además, este plan ve la luz en un momento crítico para la mayoría de comercios del municipio que se han visto afectados por el cese de actividad provocado por la crisis sanitaria y que, poco a poco, tratan de recuperarse después de volver a levantar la persiana, los que hayan podido hacerlo. "Con la situación de alerta por covid-19 creemos que el momento es adecuado para realizarlo", indican desde el Consistorio berangotarra.

Sobre esta línea, los objetivos que se persiguen son "crear oportunidades reales de negocio utilizando los recursos del entorno", a la vez que "dar visibilidad e impulsar el comercio local y realizar conexiones entre los comerciantes, proyectos y emprendedores del entorno", apuntan.

Desarrollo por etapas 

Así, entre las acciones que se llevarán a cabo están la definición de ideas y planificación; el contacto y búsqueda de negocios; la realización de entrevistas y fotografías; así como la maquetación de la guía y la difusión de los resultados. "Primero estamos elaborando una lista con todos los negocios que quieren participar y después comenzará el periodo de entrevistas y fotografías para, posteriormente, elaborar una guía en la que prevalezca el lado más humano de cada negocio", desvela Amaia. "Mi idea es acercar a la persona que hay detrás de cada negocio más que realizar un simple anuncio", subraya. Precisamente, Amaia está especializada en fotografía emocional, además de ser monitora deportiva. A través de su cámara compone retratos que tratan de mostrar "el lado más humano de cada persona".

Por último, la difusión de la guía también se llevará a cabo a través de las redes sociales. Un proyecto que, en definitiva, busca dinamizar y echar una mano al comercio, precisamente, en un momento muy complicado, en plena fase de desescalada, en el que gran parte de los establecimientos, empresas y autónomos se están jugando su supervivencia. "Es un momento complicado, en el que todo está empezando de nuevo, pero al mismo tiempo se trata de un proyecto bonito. Me gusta la cercanía y el poder trabajar con la gente", concluye Aparicio.

noticias de deia