El coro virtual del Parkinson

16.04.2020 | 00:46
Además de cantar, Iñaki lanzó un mensaje de ánimo a los enfermos.

Iñaki González impulsa desde su casa una singular gala para conmemorar el día mundial de esta enfermedad

Este año no pudieron reunirse todos, como es habitual, con motivo de la celebración anual de la gala del Día Mundial del Parkinson. Sin embargo, lo que el coronavirus ha separado lo ha unido el ímpetu, el trabajo y la dedicación de los musicoterapeutas de la Asociación Parkinson de Bizkaia (Asparbi), Iñaki González e Itxaso Lemoniz, quienes idearon la forma de poder disfrutar de una emocionante gala virtual.

Esta vez no tuvo lugar en el Palacio Euskalduna ni en el Teatro Campos, sino en la terraza de su casa de Berango. Nada que envidiar. Desde sus balcones, los vecinos arroparon la iniciativa y se sumaron al coro, compuesto por quince muñecos –ocho mujeres y siete hombres– que sustituyeron en presencia, pero no en alma, a los integrantes de Asparbi. Sus voces, grabadas, resonaron más fuerte que nunca. "Aproveché el material que tenía guardado en casa de otras actuaciones para recrear el coro. No podía hacer 45 muñecos, pero al menos sí una representación", explica Iñaki, quien subraya que la iniciativa pretendía "enviarles ánimo e ilusión" a las personas que padecen esta enfermedad durante estos duros momentos.

Un recital en el que no faltaron "canciones de la tierra" –apunta–, como Ai Ze Polita o Erribera, ni tampoco Eres Tú o el himno del momento, el Resistiré.




"El coro de Asparbi lleva cantando esta canción desde hace cuatro años. Es un mensaje de lucha", explica Iñaki, que a pesar del confinamiento mantiene el contacto con los integrantes del coro gracias a las nuevas tecnologías.

El objetivo no es otro que evitar el deterioro provocado por el distanciamiento y la falta de actividad de los talleres por el decreto de alarma. Y es que, por medio de la musicoterapia, busca "mejorar y mantener" las habilidades de la voz y del habla en las personas afectadas por la enfermedad a través de la música. "A los socios de Asparbi y a los del hogar del jubilado de Berango les envío canciones semanalmente para que las ensayen, las canten, se graben en vídeo y me las envíen. Es una buena manera de mantener ocupada la mente y, además, se preparan y se ponen guapos", señala.

Terapia
 

Esta opinión también es compartida por la presidenta de Asparbi, Begoña Díez, quien destaca "la importancia de las terapias" para mejorar el funcionamiento del aparato fonador. "He podido hablar por teléfono con algunos de los socios estos días y se nota el tiempo de confinamiento. Les cuesta más hablar. Gracias al trabajo de los talleres mejoran mucho", reconoce. "Si para las personas sin ninguna enfermedad es duro el confinamiento... imagínate para los enfermos de Parkinson", señala. Por eso se muestra "encantada" con la iniciativa que ha permitido celebrar la gala, al menos, de forma virtual.

Previo al concierto, Iñaki e Itxaso ensayaron con sus vecinos y con el guitarrista Gorka Bengoetxea para cuidar hasta el más mínimo detalle durante la grabación en vídeo de la gala y cuyo resultado se puede ver a través de la página web de la asociación www.parkinsonbizkaia.org. Finalmente, concluyeron la función con un multitudinario Resistiré que sonó más vivo que nunca gracias a las voces de los berangotarras.

noticias de deia