Durangaldea

Jóvenes deportistas se unen a Turkiolo donando médula

Al superhéroe durangarra le restan 35 ascensiones a Urkiola para llegar a su solidaria meta

05.09.2021 | 01:17
Integrantes del Durango Rugby Taldea decidieron registrarse como donantes y acompañaron a Turkiolo en unas de las ascensiones.

Un día más, y ya van 330, Turkiolo ha coronado esta mañana Urkiola en bicicleta con el propósito de concienciar sobre la donación de médula. Mauri Imaz decidió la bilbainada de hacerlo cada día durante un año. Por delante, le quedan 35 ascensiones para completar un reto de concienciación solidario sin precedentes. A punto de cruzar la meta, el superhéroe asegura que "cada ascensión cuesta mas; se hace más largo cuando te dicen que no queda nada, pero son 35 subidas con 350 a la espalda. En lo físico estoy bien, es más duro de cabeza", remarca el durangarra.

Desde que comenzó a subir Urkiola con su maillot de Dona Médula han sido muchísimas las personas que han dado el paso de hacerse donantes de médula. En este sentido, Turkiolo ha querido llegar a diferentes entidades deportivas y lo ha conseguido. Fue el pasado mes de junio cuando dieciséis jugadores del Durango Rugby Taldea decidieron dar el paso. Tras una charla en la que Turkiolo explicó cuáles son los pasos para registrarse, los deportistas dieron el paso. Mismo proceso llevó a cabo con el Ezkurdi Kirol Taldea, equipo de fútbol donde militó Mauri. Reunidos el 15 de julio en las inmediaciones del campo Arripausueta, el durangarra dio a conocer su propósito, respondió a las dudas que surgieron y animó a los futbolistas a registrarse. "Si tienes entre 18 y 40 años y estás sano puedes ser donante de médula. El primer paso es inscribirte como donante lo que supone asumir el compromiso y la voluntad de estar disponible para cualquier paciente. Tenéis que querer salvar una vida", explicó Turkiolo.

Con edades comprendidas entre los 18 y 39 años, once futbolistas decidieron dar el paso. El miércoles algunos de ellos están citados en Cruces para hacerse donantes y el resto lo harán en las próximas semanas. El más joven de ellos, Eneko Oregi, que milita en los juveniles del club, aseguró que "lo que me incitó a apuntarme fue el poder ayudar a gente que lo necesita; el necesitar un trasplante de médula es una situación delicada. El saber que puedes salvar una vida te hace sentir mas humano", defendió con criterio el joven.

Más donantes 

Cuatro jóvenes del Mugarra Triatloi Taldea se pusieron en contacto con Turkiolo para acompañarle en una de las ascensiones e informarse sobre qué pasos había que dar para la donación. Tras completar la subida y charlar con el superhéroe, ese mismo día decidieron registrarse Lide Azueta, Aitor Iraurgi, Paul Bereziartua y Unai Villagrasa. En sus labores de concienciación, Turkiolo también acudió al colegio Nevers de Durango para impartir una charla y visitó a los jóvenes del equipo ciclista de Lemoa. Turkiolo cuenta los días que restan para cruzar la ansiada meta. Una solidaria y humana.

noticias de deia