Ópera solidaria bajo un manto de nieve en Urkiola

El tenor Andeka Gorrotxategi recibe a 'Turkiolo' en la 86 subida del reto solidario para donar médula

06.01.2021 | 00:55
Mauri Imaz y Andeka Gorrotxategi ayer en el alto de Urkiola.

Restan 278 subidas, pero cada una de ellas se está convirtiendo en un hito especial que pretende fundamentalmente concienciar sobre la importancia de donar médula. Así, la subida 86 que llevó a cabo en la jornada de ayer el durangarra Mauri Imaz, conocido como el superhéroe Turkiolo, quedará marcada por la interpretación del tenor Andeka Gorrotxategi. Minutos antes de que el vecino de la villa coronase Urkiola, la voz de Abadiño entonó el Nessun Dorma ante la atenta mirada de numerosas personas que subieron a disfrutar de la nieve. "Surgió la posibilidad de colaborar con esta maravillosa iniciativa y acepté encantado. Lo que ocurre es que estamos ocupados en el día a día y existe falta de información. Cuando te explican la importancia de la donación de médula y lo que puede suponer, te das cuenta de que con muy poco podemos hacer mucho", valoró el tenor abadiñarra.




Pasadas las 11.30 horas, Turkiolo volvía a coronar con fuerza la cima de Urkiola bajo los intensos copos de nieve y con el aliento de la magistral voz del músico abadiñarra, que mostró en todo momento su compromiso e interés por la causa. "Yo ya no estoy en la edad de poder donar médula porque supero los cuarenta años, pero haré todo lo posible para ayudar en lo que pueda", aseguró con firmeza.

Tras completar durante un mes el objetivo de coronar a diario el mítico puerto, del 5 de septiembre al 5 de octubre, Mauri Imaz se fijó la gesta de hacerlo durante un año de manera consecutiva. Con la nieve presente estos días, las ascensiones están siendo cada vez más duras. A esto hay que añadirle que Turkiolo nunca había andado en bicicleta hasta que decidió marcarse esta heroica acción solidaria. "Para subir ya estoy yo. Tienes que estar decidido para querer salvar una vida. La gente tiene que hacerse donante de médula; no es solidaridad, es sentido común", insistió el impulsor del reto.

La falta de información en torno a la donación de médula sigue siendo patente. Por este motivo, Turkiolo recordó el procedimiento a seguir. "Hay mucha desinformación. De cada 4.000 personas, seguramente una vaya a donar. No quiero convencer a nadie que no quiera ser convencido. Lo más importante es que quieras que te llamen para salvar una vida", valoró el durangarra.

Fue el pasado 12 de octubre cuando dio inicio este desafío sin precedentes que concluirá coincidiendo con las fiestas de Durango en octubre. Hasta entonces, Mauri Imaz seguirá convirtiéndose todas las mañanas en Turkiolo. Se trata de un superhéroe que sale de su casa en bicicleta para completar los seis kilómetros de ascensión hasta Urkiola. Allí se abraza al famoso meteorito ubicado junto al santuario para recargar sus poderes. "Al igual que Turkiolo necesita una recarga diaria, hay muchas personas enfermas que la necesitan. Lo que tenemos que tener muy claro es que todos tenemos una vacuna gratuita que son nuestras células madre y pueden salvar vidas", apuntó el superhéroe durangarra.

Desde el inicio de esta aventura, son muchas personas, especialmente los fines de semana, las que acompañan a Mauri en sus ascensiones. Hace unas semanas, el exciclista profesional Markel Irizar le acompañó en lo que fue la ascensión 68. El que fuera gregario de Armstrong, Horner, Contador y Cancellara, superó un cáncer de testículos y ha querido apoyar al durangarra en su iniciativa solidaria. Por otro lado, la empresa de bicicletas Orbea está ayudando a Turkiolo con todo el material necesario para llevar a cabo en las mejores condiciones posibles sus ascensiones diarias. En este sentido, además de poner a disposición suya varias bicicletas, "todo aquel que tenga ganas de subir a Urkiola, pero no se sienta capaz, podrá hacerlo en una bici eléctrica que nos han dejado", agradeció. En concreto, esta alternativa se ofrece "especialmente para personas que hayan superado una enfermedad como esta. Seguro que se animan unos cuantos".

Y no solo pedalean. Los domingos se han convertido en jornadas especiales en Urkiola. La recién montada Turkiolo Bike Band demuestra semanalmente sus dotes artísticos con divertidos bailes que se están haciendo virales en las redes. "Lo pasamos bien; nos quedan muchos por hacer", avanzó el durangarra.

"Con la donación de médula te das cuenta de que con muy poco podemos hacer mucho"

andeka gorrotxategi

Tenor

"La gente tiene que hacerse donante de médula; no es solidaridad, es sentido común"

mauri imaz

El superhéroe 'Turkiolo'


noticias de deia