La nueva Facultad de Medicina albergará 71 aulas, 191 laboratorios y un animalario

El proyecto, cuya obra salió a concurso el pasado mes, acogerá las facultades de Medicina, Enfermería y Fisioterapia

07.11.2021 | 08:06
Recreación de la fachada sur del edificio y la esquina entre Montevideo y Gurtubay donde se aprecian las diferentes alturas del bloque.

Será la construcción definitiva para convertir la zona de Basurto en el distrito universitario de Bilbao. La Universidad del País Vasco (UPV/EHU) sacó a concurso hace menos de un mes las obras de un edificio que albergará las facultades de Medicina, Enfermería y Fisioterapia sobre la parcela triangular sita al lado del Hospital de Basurto. Un bloque muy particular con forma de peine con tres púas por el que pasarán cada día de media más de 3.000 personas entre alumnos, personal docente, administrativo y de servicio. Un edificio singular que se adapta al escaso espacio existente –apenas una huella de 5.300 metros cuadrados de superficie– y que tendrá entre cinco y ocho plantas debido a la diferencia de altura del terreno, casi diez metros.

Los planos del proceso de licitación muestran la complejidad del trabajo que han desarrollado los arquitectos de la firma LKS en el diseño del complejo universitario. Porque no solo son aulas, despachos de profesores y laboratorios . Las necesidades de tres disciplinas sanitarias requieren espacios y sistemas para servicios tan característicos como una morgue que guarde cadáveres con los que practicar, una animalario con jaulas y estabularios donde mantener las especies necesarias en investigación o almacenes de residuos tóxicos que se generarán con la actividad docente.

Edificio práctico 

Todo se ha pensado para sacar el mayor rendimiento al edificio que ha huido de elementos estéticos de diseño en sus fachadas exteriores. Es en el interior donde se encuentra el detalle de dibujar un reparto de espacios lo más práctico posible. La entrada principal se ubicará en estrecho chaflán del edificio que mira al edificio de Hacienda y San Mamés, en dirección norte. Un amplio atrio dará paso a la distribución básica de pasillos, uno principal que recorre todo el bloque en paralelo al hospital aledaño y tres secundarios que se meten en cada una de las púas del peine.

Vista de la entrada principal del bloque universitario que se ubicará en paralelo a las instalaciones sanitarias. Fotos: Ayuntamiento de Bilbao

Los espacios genéricos que dan servicio al edificio se ubicarán en el sótano, la única planta bajo tierra que también acogerá algo más de cien plazas de aparcamiento. Contendrá los dos comedores previstos, vestuarios, almacenes, despachos técnicos asociados a servicios y locales para estudiantes entre otros espacios. Por encima, en la planta a ras de calle, están diseñados dos salones de grado, uno para 250 personas y otro para 110, además de una sala de juntas con el mismo aforo último. Unas dependencias que compartirán nivel con la secretaría del centro y la biblioteca que tendrá a su lado las correspondientes salas de estudio.

Las aulas y seminarios –71 estancias de superficie variable– se distribuirán entre las plantas 1, 2 y 3; las alturas más bajas que facilitan los itinerarios internos y la evacuación en caso de incendio. No hay que olvidar que, por la diferencia del terreno existente, tanto el nivel 0 como el 1 y 2 contarán con salidas directas a la calle Gurtubay y al espacio peatonal que va a quedar entre el Hospital y la Facultad.

206 despachos para docentes 

Por su parte, los 206 despachos previstos para docentes e investigadores se distribuirán en los niveles 5, 6 y 7 ordenados por departamentos. Las dependencias del Decanato ocuparán la esquina norte de la planta 4 con vistas a la plaza pública de acceso al centro que se habilitará.

En cuanto a los laboratorios tendrán una ubicación particular por las instalaciones especiales que requieren este tipo de locales. En concreto, ocuparán, de arriba a abajo, toda la púa norte del edificio, la más estrecha. En el nivel 1 se distribuyen los espacios de investigación generales, tanto docentes como de investigación. Se incluyen el animalario con su zona de quirófanos, el área de ultracongeladores, un biobanco, salas radiactivas, cámaras frías y cuartos oscuros, todos ellos espacios sin necesidad de luz natural, por eso se han pensado en esta planta.

Azoteas cubiertas para evitar el impacto visual de los equipamientos desde el entorno.

Por encima estarán los laboratorios docentes de anatomía, zona especial por la presencia de cadáveres, la cual será estanca y con flujos internos que no interfieran en el resto del edificio. Una morgue, seis salas de disección, un taller anatómico, un despacho y duchas conforman el conjunto. Por cierto, los movimientos de cadáveres se realizarán desde el montacargas que comunica con el aparcamiento.

De los niveles 3 a 7 se ubicarán el resto de laboratorios, destacando en la planta cuarta las áreas de demostración de enfermería y los dos hospitales virtuales donde los futuros médicos podrán entrenarse en diagnósticos y tratamientos antes de empezar a ejercer con pacientes reales. La última altura, sobre la cubierta, está destinada a albergar las instalaciones, cuartos de basuras y depósitos de gases del complejo.

Todos los niveles estarán interconectados verticalmente por cinco núcleos de comunicación. Tres de estos se encontrarán en el pasillo principal del peine, y los otros dos en sendas púas. Dos ascensores para 19 personas en cada uno de los tres núcleos principales y una escalera protegida conectarán las plantas, y servirán de vía de evacuación. En uno de los núcleos secundarios estará el mencionado montacargas para trasladar los cuerpos sin vida.

La construcción del complejo ha salido a concurso por un monto de 53,41 millones de euros, IVA incluido, y la UPV/EHU tiene previsto adjudicar a lo largo del primer trimestre del año próximo. A partir de ahí, se prevén tres años de obras, con lo que, si los planes se cumplen, se podría llegar a inaugurar este nuevo campus con el inicio del curso académico 2025/2026.

Las tres disciplinas

Facultad de Medicina Para más de 1.500 alumnos

La Facultad atiende alrededor de 1.500 alumnos repartidos en los tres primeros cursos preclínicos, impartidos en Leioa, y los tres clínicos que se desarrollan en los cuatro hospitales universitarios.

 

Escuela de Enfermería Unos 700 estudiantes

Las enseñanzas de Enfermería tan esenciales en la atención sanitaria son cursadas cada año por alrededor de 700 jóvenes que bajarán de Leioa a Bilbao.

 

Grado de Fisioterapia 240 aspirantes en cuatro años

Es la enseñanza que menos espacio ocupará en el nuevo bloque sanitario. Cada curso, una media de 60 personas reciben educación en materia de tratamientos de músculos y tendones.

 

Odontología no se mueve con 200 alumnos en total

Los 200 alumnos que estudian esta licenciatura se quedarán en Leioa al contar en sus dependencias con una clínica odontológica, para realizar las prácticas correspondientes.

Posible inauguración

25/26

Con el previsible inicio de las obras en primavera, los planes universitarios prevén que el edificio pueda ser ocupado para el inicio del curso 2025/2026.

Las distintas estancias

Para tres facultades

Aulas y seminarios71

Despachos y salas de reuniones206

Espacios de investigación general45

Laboratorios de investigación97

Laboratorios docentes94

Bibliotecas7

Espacios de usos genéricos42

Salas de estudio genéricas10

Comedores2

noticias de deia