Un inventario de los árboles singulares de Bilbao preservará su identidad

El nuevo contrato municipal de Jardinería incluye elaborar una ficha de cada uno de los 3.000 que se calcula hay en la villa

05.05.2021 | 01:02
Técnicos municipales inspeccionan uno de los árboles singulares plantado en el parque de Doña Casilda.

El Ayuntamiento de Bilbao quiere saber con exactitud cuántos árboles especiales viven en la villa para mantener este patrimonio vegetal tan singular y preservar su identidad. Son esos ejemplares de características extraordinarias que destacan por diferentes razones, como pueden ser su tamaño, edad, historia, belleza o ubicación, según los define la Ley Vasca de Conservación de la Naturaleza.

Por ello, el área de Obras, Planificación Urbana y Proyectos Estratégicos incluye en el nuevo contrato licitado para el mantenimiento de parques, jardines, arbolado urbano y jardineras una encomienda con el objetivo de efectuar un inventario de todos estos especímenes singulares.

Aunque ya existe un listado de ejemplares especiales, alguno de ellos incluso con su ubicación referenciada vía GPS, desde el área que dirige Asier Abaunza quieren profundizar en ese catálogo para su adecuada preservación.

En la actualidad, Bilbao acoge más de 34.000 árboles, entre los cuales 14.000 están plantados en formato de hilera, adornando calles y plazas. Los restantes 20.000 se yerguen en los parques que acoge la villa en su trama urbana. De todos ellos, el Ayuntamiento tiene especial vigilancia sobre unos 3.000 diferentes y especiales.

Es en este último conjunto de patrimonio natural sobre el que se llevará a cabo un inventariado de cada uno, "de manera que se obtenga el conocimiento de sus necesidades particulares para conservarlos y protegerlos adecuadamente asegurando así su futuro y el del patrimonio arbóreo de la villa", concreta el pliego de condiciones del concurso.

Descripción detallada 
 

La primera labor que tendrá que efectuar la empresa que gane el contrato municipal será redactar una ficha de cada ejemplar en la que se describa al detalle las dimensiones, situación, estado, incidencias, las actuaciones necesarias a corto y medio plazo y si hay que aplicar alguna medida de protección, entre otros aspectos.

Posteriormente procederá a inventariar los árboles diferentes por su carácter cultural y tradicional, los que tengan una envergadura o longevidad especial, aquellos que forman parte fundamental del paisaje urbano y que por sus características deben ser protegidos, así como los ejemplares especiales por la especie a la que pertenecen o por ser representativos de la misma.

Algunos de los monumentos verdes que formarán parte de este especial listado ya están censados. Dos ejemplares se ubican en el parque de Doña Casilda. Son un alcanforero junto al estanque del monumento a Doña Casilda y un árbol botella (Brachychiton populneum) cercano al estanque de los patos.

Otras piezas especiales son un roble que se exhibe orgulloso en el parque de Sarriko desde hace muchos años o más recientes ejemplares de especies raras, como un podocarpo, un árbol del coral (Erytrina crista-galli) o varias jacarandas plantadas en el espacio de Abandoibarra.

El contrato de mantenimiento de todos los espacios verdes urbanos y públicos de la villa se oferta en dos lotes, uno de conservación de parques y jardines y un segundo para el arbolado urbano y las jardineras que pueblan las calles de la villa. La licitación del primer lote sale por un coste de algo más de 22 millones de euros para tres años, desde el próximo octubre hasta el mismo mes de 2024, mientras que el segundo es de 6,17 millones.

El monto más cuantioso puede crecer hasta los 55 millones de euros para las arcas municipales, al contemplarse en el contrato hipótesis diferentes, como posibles prórrogas, nuevas necesidades o inversiones no previstas.

Al detalle

Contrato para tres años En dos lotes diferentes

El contrato sale a concurso para el próximo trienio dividido en dos lotes, uno de conservación de parques y jardines y otro para el arbolado urbano y las jardineras. Todo por un monto en conjunto de algo más de 28 millones de euros.

Para ser singular Diferentes condiciones

Se considerará particular por su carácter cultural y tradicional, tener una envergadura o longevidad especial, sean parte fundamental del paisaje urbano o presenten singularidad por ser representativos de su especie.

La cifra

34.000

Es la cantidad de árboles que pueblan la villa entre los que se yerguen en los parques urbanos de la ciudad y los plantados en hilera en las calles y plazas.

noticias de deia