La ría ofertará un segundo pantalán de atraque privado en Bilbao

Tendrá 500 metros cuadrados de superficie y se construye ya aguas arriba del Museo Guggenheim

15.04.2021 | 00:54
Los operarios colocaban ayer miércoles la cuarta columna sobre la que se apoyará el nuevo pantalán.

Esta semana han empezado las obras para crear el segundo embarcadero privado de la ría de Bilbao. Los trabajos comenzaron en la margen izquierda, en el inicio del paseo de Uribitarte aguas arriba del puente de La Salve, con la colocación de las columnas que soportarán la plataforma flotante en la que podrán atracar barcos de recreo y embarcaciones de pequeño porte.

Este es el segundo pantalán privado habilitado en la ría, sumándose a los otros seis que están operativos para diferentes usos auspiciados por entidades públicas. El futuro atracadero de Uribitarte es mucho más céntrico que el primer punto de atraque privado, estrenado en febrero de 2020 junto a la terraza de el bar El Cargadero de Olabeaga.

El grupo constructor que levantó el colindante edificio Museoalde, donde se ubica el Hotel Vincci Consulado de Bilbao es el promotor de la iniciativa. De hecho, en un principio, se especulaba que era el propio establecimiento hotelero, dado su carácter eminentemente marinero, el que promovía el pequeño muelle como un elemento más para atraer a sus instalaciones a clientes exclusivos, pero fuentes de la cadena Vincci negaron tal extremo.

Según pudo saber DEIA, la concesión fue solicitada a la Demarcación del Costas del País Vasco en 2019, la cual le fue otorgada en diciembre de ese mismo año, según consta en el Boletín Oficial del Estado del día 20. La titular de la concesión es la sociedad limitada Gorcabi Cartera, perteneciente al grupo constructor referido. En el mismo también está integrada la empresa Eslora Proyectos que junto a la promotora Jaureguizar construyeron el edificio Museoalde, que cuenta con viviendas de lujo en las plantas situadas sobre el Hotel Vincci Consulado de Bilbao.

Un proyecto anterior
 

Eslora Proyectos fue la firma que también pretendió en 2017 construir muy cerca de donde se habilita ahora el amarradero un restaurante con un mirador sobre la ría que sobrevolara el paseo de Uribitarte. Aquel proyecto, firmado por el arquitecto Carlos Albisu, no prosperó al denegar la Demarcación de Costas el necesario permiso por las objeciones puestas por diversas entidades locales, entre ellas la Agencia Vasca del Agua.

La licencia otorgada en 2019 por el organismo dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica permite la construcción de un pantalán flotante de 510 metros cuadrados y contará con una concesión de uso de quince años. Por ello, la sociedad titular abonará 12.900 euros cada ejercicio. El embarcadero contará con una superficie alargada, correrá en paralelo al muelle de Uribitarte y aprovechará el acceso por las escaleras que existen en ese punto para que los usuarios puedan bajar o subir a tierra.

Por su ubicación, los trabajos han levantado bastante revuelo entre los miles de paseantes que habitualmente utilizan este recorrido ribereño, ya que no es usual contemplar trabajos de este tipo en el cauce del Nervión. Dos operarios en una pontona flotante colocaron ayer miércoles la cuarta columna prevista, hincándola en el fondo marino mediante una grúa que superaba los quince metros de altura. Este poste servirá junto al resto como guía para que la plataforma flotante suba y baje con las mareas y así el amarre de las embarcaciones no sea problemático.

Al detalle

Otros siete pantalanes En ambas orillas de la ría

El cauce a su paso por Bilbao ofrece seis embarcaderos creados por entes públicos en ambas márgenes y un séptimo privado ubicado en Olabeaga.

La cifra

15

La concesión otorgada por el ministerio para la Transición Ecológica, a través de la Demarcación de Costas del País Vasco, se prolongará durante quince años, con un cuota anual de 12.900 euros.

noticias de deia