"Estamos hablando de educación"

El colegio de Solokoetxe es un centro de integración cultural y social, ejemplo de inclusión educativa

02.02.2021 | 00:52
Vista del edificio más moderno del colegio Hijas de la Cruz, en Solokoetxe.

"Me parece alucinante que hoy en día podamos aceptar sin más el cierre de un colegio, porque no estamos hablando del cierre de un supermercado o de una tienda, no. Estamos hablando de educación y del futuro de unos niños que van a perder el centro en el que se están educando. A esta decisión hay que darle una vuelta y pensar qué se puede hacer para que el colegio consiga aumentar las matriculaciones. No acepto que se tire la toalla, que se diga: Como no hay niños, vamos a cerrar esto. Cerrar el colegio es renunciar a algo muy importante", reflexiona Nekane Bizkarguenaga, exalumna y andereño en el Colegio Presentación de María.

Conocedora del pasado y del presente del centro, Bizkarguenaga destaca que desde hace tiempo la congregación y el colegio realizan una gran labor social atendiendo a familias inmigrantes, familias desestructuradas, niños con necesidades especiales, en situación de exclusión, etc. "Por todo esto –explica la educadora– nos ha sorprendido que el cierre se haya decidido con tanta rapidez. Si la labor social y la ayuda a las familias es tan importante, no debería cortarse. Ahora tenemos alumnos de un montón de procedencias y también muchos que llegan porque en otros centros escolares les han puesto pegas o tenían dificultades de integración. Por eso no entendemos que a las instituciones no les importe que se cierre el colegio. Pienso que esas instituciones vascas, vizcainas o locales, ahora deberían echar una mano para que Hijas de la Cruz no cierre y pueda seguir realizando su labor".