Los taxistas critican que la campaña de inspección de las VTC ha sido inútil por falta de formación

12.03.2020 | 15:23
Un taxi en el centro de Bilbao

La Federación Vasca de Taxistas mostrado en un comunicado su malestar por la noticia difundida el Ayuntamiento de Bilbao según la cual después de la primera campaña de vigilancia y control de las autorizaciones VTC's no se han detectado ninguna irregularidad por parte de estas. Señalan que "esta noticia, desgraciadamente, ha puesto de manifiesto la falta de eficacia de esta campaña que se puede achacar a varios motivos, ya que todos los días vemos con nuestros propios ojos infracciones por parte de los conductores de estas nuevas VTC's".

Este colectivo no entiende "que seamos la única ciudad de todo el Estado en el que no se hayan detectado irregularidades por parte de las autorizaciones VTC que trabajan para las plataformas, si no tenemos en cuenta la deficiente acción de los cuerpos de inspección que no han recibido la formación correcta para realizar su labor ya que en múltiples ocasiones nos han manifestado el desconocimiento total entre el servicio de taxi y el de la VTC".

Según ponen de manifiesto, "uno de los ejemplos más claros es la afirmación de que el servicio de taxi se debe realizar "de parada a parada", sin poder recoger o dejar a usuarios del servicio en su domicilio o lugar de destino, algo que va en contra de la Ordenanza y de la propia naturaleza del servicio, mientras que las VTC al no tener parada pueden realizar los servicios de puerta a puerta, algo que no está tipificado en ningún sitio, y que según el articulo 4 de la Ordenanza Municipal, para realizar servicio urbanos de transporte de viajeros se debe disponer de una licencia otorgada por el Ayuntamiento de Bilbao".

Añaden que " la sentencia del Tribunal Supremo de 4 de junio 2018 y de la Audiencia Nacional de 16 de enero de 2020, avalan la exigencia de la Hoja de Ruta a los servicios de VTC, algo que no se ha pedido en esta campaña según nos han informado desde los órganos de inspección, ni a la hora de realizar un servicio ni cuando estos vehículos circulaban por la vía pública. Esta hoja de ruta debe conservarse durante un año, y suponemos que si no se ha solicitado la hoja de ruta del momento en concreto, mucho menos la de días atrás. Ley 20/2013 y decreto 200/2019 del Gobierno vasco".

Desvelan que "esta Federación y las agrupaciones que la conforman, han tendido la mano a las Policías Municipales y autonómicas para informar en los términos en los que se deben prestar ambos servicios y las diferencias entre ambos, así como la documentación y requisitos para prestar el servicio, con escasa audiencia por los organismos de inspección".

Por eso critican que "la información sobre los resultados de esta campaña ha resultado totalmente ambigua, ya que no indica el número de vehículos y servicios inspeccionados, ni en los términos en los que se han inspeccionado los servicios, por ejemplo, solicitando la hoja de ruta en la que vincula al viajero con el vehículo y persona física o jurídica que presta el servicio, algo que no lo marca la APP con la que trabajan".

Esperan que esta necesaria formación no se demore hasta la próxima campaña de inspección .