Brindis del último pleno

Aburto apela al diálogo para llegar a más acuerdos en 2020

El alcalde de Bilbao y los portavoces de todos los grupos trasladan sus deseos a la ciudadanía

28.12.2019 | 06:20
El alcalde Juan Mari Aburto y el resto de la Corporación, tras el último pleno del año, celebrado ayer en el Ayuntamiento de Bilbao.

BILBAO. El alcalde de Bilbao, y el resto de concejales de la Corporación -excepto el PP-, brindaron ayer por el nuevo año. Aburto buscó la complicidad de todos los ediles "para ser capaces de apartar la confrontación y buscar la cooperación". Así, abogó por "apartar esos momentos que, al final, cuando pasan, no nos sentimos a gusto de eso que ha ocurrido, mientras que en esos otros momentos en los que somos capaces de acordar, todos nos sentimos satisfechos".

El mensaje navideño del alcalde se produjo tras el último pleno extraordinario que se celebró ayer en el Ayuntamiento para ratificar los Presupuestos de 2020 que contaron con la inesperada intervención de un vecino que increpó a los concejales y al alcalde pidiendo un ascensor para acceder a su portal.

Como es tradición, tras la sesión, concejales y medios de comunicación compartieron un brindis para sellar una relación que trata de forma veraz de trasladar a la ciudadanía lo que gobierno y oposición plantean para la ciudad. Aburto, como el resto de los concejales, desearon que los medios de comunicación puedan seguir desarrollando su labor "en libertad, en esa libertad de información que es libertad para las personas que leen y escuchan". El alcalde señaló que "tenemos una nueva oportunidad para trabajar juntos por la gente, por las personas de Bilbao, sobre todo por aquellas que más necesitan que se hagan cosas en su favor, para que todos consigamos un Bilbao del que todos nos sintamos orgullosos". El alcalde Juan Mari Aburto aprovechó el momento de distensión que disfruta la Corporación el último día de actividad municipal para apelar al entendimiento de todos los grupos. "Sería bueno aparcar la confrontación y buscar la cooperación. A mí me pasa que cuando hay momentos de confrontación después no me quedó bien y supongo que os pasará lo mismo", les dijo a los ediles. También el portavoz del PSE, Alfonso Gil, se refirió a la necesidad de buscar el diálogo. "El mayor enemigo del silencio es el diálogo. El mayor enemigo del silencio es el acuerdo y la ciudadanía quiere que lleguemos a acuerdos. Tenemos la obligación de buscar soluciones conjuntas para toda la ciudadanía porque todos somos imprescindibles".

La portavoz del PP, Raquel González (que no brindó con los otros portavoces), aspira a que la aportación de su grupo a Bilbao sea "una política de cercanía. Que las políticas sean más próximas al ciudadano". En este sentido señaló que en el nuevo grupo del PP "seguiremos defendiendo lo de siempre, pero con otro estilo. Más claro, más rápido y más cercano a la ciudad". La portavoz de Elkarrekin Podemos, Ana Viñals, tratará de que Bilbao "sea más verde y morada". Se refería Viñals a que desde su grupo "seguiremos trabajando para que esas personas vean que su calidad de vida mejora". Y, deseó un Bilbao más feminista, más sostenible, más transparente y en el que los deseos de todas las personas se vean cumplidos". Por su parte, Jone Goirizelaia, apostará desde EH Bildu por el cambio. "Cambiar para que Bilbao sea más inclusiva y más participativa". Anunció que para ello ya han puesto en marcha una web que recibe cada día innumerables propuestas de la ciudadanía. A la portavoz del PNV, Nekane Alonso, le gustaría que en 2020 "sigamos cambiando y seamos capaces de ponernos en el lugar de los otros". Alonso deseó a la ciudadanía salud, trabajo y amor en todas sus manifestaciones. "Seamos capaces de queremos bien", señaló. "Nos toca escuchar todavía más, aunque muchas veces no podamos dar soluciones".

noticias de deia