ILUSTRADOR

Asier Sanz: “Bilbao se caracteriza por ser una ciudad muy generosa”

Ilustrador Ilustrador y humorista, nació en 1969 en la capital vizcaina y colabora con DEIA desde hace más de 25 años

09.02.2020 | 01:24
Asier Sanz posa con la imagen de la campaña Invita a desayunar a un niño.

Bilbao - Cuando le sonó el teléfono para colaborar con la asociación La Gota de Leche no lo dudó ni un segundo. Se puso manos a la obra con su creatividad para crear el cartel de la campaña Huchas solidarias, Invita a desayunar a un niño. Así, las 200 huchas preparadas para la campaña, que serán distribuidas por diversos locales bilbainos llevarán la ilustración de Asier Sanz. "Ha sido un privilegio", admite el bilbaino, quien pretende remover conciencias con su dibujo.

¿Qué es lo primero que le pasó por la cabeza cuando le llamaron para colaborar con la campaña?

-Recibí la llamada con mucha gratitud y mucho privilegio. Considero que uno de los honores que tiene el ser humano es ayudar a los demás. Para mí, que mi dibujo sea la imagen de la campaña es maravilloso. De hecho, creo que por poquito que demos, podemos dar mucho a alguien. Ser buena persona es un deber.

¿Qué es lo que ha querido transmitir con la ilustración?

-He buscado que la ilustración tenga ternura y sintetizar al máximo el espíritu de La Gota de Leche. Así, dibujé unos alimentos para hacer ver que por poquito que cada uno aporte estás alimentando a un niño. Le estás dando una tostada, una taza de leche, un pedazo de naranja... y eso es algo grande. ¿Qué nos cuesta dejar 50 céntimos o 1 euro cada vez que vemos la hucha en algún establecimiento? Me parece un gran privilegio que la gente pueda donar para ayudar, en lo posible, a aquellos que más lo necesitan.

¿Cree que la sociedad bilbaina es solidaria con estos asuntos?

-Creo que Bilbao se caracteriza por ser muy generosa. De hecho, una asociación que lleva viva desde 1906 significa que en Bilbao la han apoyado desde siempre. Además, la gente de fuera siempre dice que, si algo tienen los bilbainos es su generosidad. - L. Fernández