La supresión de la rotonda de Euskalduna arrancará en verano y se alargará 14 meses

La intervención urbanística generará también un nuevo paseo ribereño y el solar donde se levantarán 230 viviendas

07.02.2020 | 22:34
Además de la desaparición de la rotonda donde desemboca el puente Euskalduna se urbanizarán 500 metros lineales del margen de la ría desde el IMQ.

Bilbao - La Junta de Concertación de Zorrotzaurre tiene previsto iniciar a finales de verano las obras que marcarán el tráfico viario en la desembocadura del puente Euskalduna con la eliminación de la gran rotonda que ahora distribuye la circulación. Es el elemento que más afección ciudadana tendrá en una intervención de cirugía urbanística que se prolongará durante 14 meses y donde se generará un nuevo paseo ribereño entre los puentes Frank Gehry y Euskalduna, varias zonas verdes y un solar, alineado con la clínica del IMQ, donde está previsto levantar 230 viviendas en tres bloques diferentes.

El nuevo director gerente de la Comisión Gestora de Zorrotzaurre y de la Junta de Concertación, Juan Carlos Sinde, adelantó ayer a DEIA que "ya hemos iniciado los trámites administrativos y pedido la autorización de URA, con la idea de que el próximo mes o más tardar abril sacar a concurso las obras para empezarlas a finales de verano".

Sinde define la actuación como un "proyecto canalla" debido a que se tiene que mantener el tráfico mientras se ejecutan los trabajos y a la vez elevar el terreno en toda la zona como medida antiinundaciones.

Estos imperativos son la razón por la cual el tiempo previsto va a ser muy prolongado, 14 meses. El planeamiento para eliminar la rotonda y dar paso al solar residencial obligará a cambiar los recorridos viarios al menos una decena de veces, las cuales tendrán a su vez varias subfases. "Habrá calles paralelas, desvíos constantes y tramos provisionales, será un quebradero de cabeza pero hay que acometerlo", resumía Sinde. También hay que destacar que con la intervención va a desaparecer el actual parque para practicar skate que se ubica ante la fachada principal del centro sanitario. El Ayuntamiento de la villa tiene ya previsto trasladar a la zona de Olabeaga el equipamiento.

Si toda la tramitación del proyecto se cumple, y las obras arrancan a final del verano, el Ayuntamiento ya está pensando en algunos cortes previos en la zona aprovechando el bajón del tráfico durante el mes de agosto. "Tenemos muy masticada la intervención", asegura Sinde.

Cuando para principios de 2021 estén culminadas las obras, la distribución del tráfico de la actual glorieta será suplida por el perímetro del nuevo solar siendo un elemento básico el vial a estrenar de cuatro carriles, dos en cada sentido, que unirá la desembocadura del puente Euskalduna con la clínica del IMQ. También, el tramo de la calle Morgan, que correrá en paralelo al nuevo solar, tendrá doble sentido de circulación y no solo uno como en la actualidad.

Vivesa venderá el solar El espacio destinado para viviendas es propiedad de la sociedad pública Visesa que, como no promueve pisos a precio libre, venderá la parcela para que una empresa particular pueda construirlos. Las 230 viviendas previstas se levantarán en tres bloques diferentes con forma de H, el más alto de 13 alturas.

El conjunto de la operación urbanística ganará para la ciudad un nuevo parque en la ribera de la ría, con su obligado itinerario peatonal por la orilla, un bidegorri, que conectará con el que llega de Botika Vieja, y espacios verdes diversos donde se plantarán en diferentes hileras casi 150 árboles nuevos de diferentes portes. Concluido este proyecto se habrá finalizado toda la urbanización de la margen derecha del canal de Deusto.

Cambios en el tráfico