Arratia-Nerbioi

La rogativa de Arratia a Urkiola, con restricciones

Tendrá lugar el día 20, no contará con autobuses y se establecerá para la misa un aforo limitado a 150 personas

05.06.2020 | 00:13

Igorre – El próximo día 20 se celebrará la rogativa a San Antón en el santuario de Urkiola desde Arratia. Siguiendo la tradición, el sábado posterior al día de San Antonio es cuando realiza la rogativa la población arratiarra. No obstante, este año, dadas las circunstancias provocadas por el covid-19, se han tomado algunas medidas como no fletar autobuses desde Arratia, o el aforo limitado a 150 personas dentro del templo.

Antes, cada localidad del valle organizaba su rogativa, pero en los últimos años todas las parroquias de Arratia acuden juntas a Urkiola. Este año, la organización ha pedido a la Mancomunidad que utilice el dinero de los autobuses que solían organizar para viajar hasta allí, a favor de los afectados por el coronavirus. Por eso, algunas personas irán en sus coches y otras, a pie.

Un año más, habrá paseos guiados a pie desde Arratia a Urkiola que partirán desde Dima, Igorre y Zeanuri. En la plaza de Dima la salida será a las 7.00 horas; en Igorre saldrán a la misma hora de la ermita de San Antonio, y en Zeanuri partirán delante de la ermita de San Antonio Txikerra, junto a la plaza), a las 7.30 horas.

Estas marchas a pie se harán "en pequeños grupos, cuidando estrictamente todas las medidas de seguridad", comentan desde la organización. El recorrido que une Zeanuri con Urkiola fue señalizado hace unos años como PR-BI 1 por un grupo de voluntarios de la Asociación de Joko Alai, con la colaboración del Ayuntamiento de Zeanuri. El día de la rogativa se aprovechará, nuevamente, para mostrar y dar a conocer este camino.

Este recorrido parte de la plaza de Zeanuri, pasando por los barrios de Soloeta y Makaztui, "para dirigirse al área recreativa de Zumeltza, desde donde se recorren los 5,5 kilómetros que van al santuario, siguiendo el largo recorrido" del sendero de Euskal Herria, explican. Se trata de un recorrido que se puede realizar en tres horas y quince minutos.

Tras la misa, no se celebrará el habitual hamaiketako ni habrá música, con el fin de evitar ningún tipo de posible aglomeración. Este año tampoco se celebrará el concurso fotográfico, que anualmente organizaba Zulaibar Lanbide Ikastegia.

150 personas La parroquia encargada de la organización este año es la de Lemoa y el lema de la rogativa de este año lleva por título Jesusen Jainkoa bidelagun. La misa, que comenzará a las 11.00 horas, estará presidida por el cura de Arratia, Mikel Azpeitia.

En cuanto a la programación, este año la procesión no se llevará a cabo para evitar riesgos de que se junten demasiadas personas y el Santuario de Urkiola contará con 150 personas como máximo en su interior. Si la afluencia a Urkiola es mayor, los más rezagados tendrán que escuchar la misa desde fuera. En la misa se recordará a quienes han fallecido durante estos meses a causa del covid-19 y se dará las gracias a todas las personas que han estado luchando contra la pandemia en diferentes ámbitos.

noticias de deia