La garantía de agua en el Bilbao Metropolitano llegará en 2026

El Consorcio de Aguas aprueba su plan plurianual de inversiones, con 251,1 millones hasta 2024

22.06.2021 | 20:18
La arteria permitirá abastecer el Bilbao Metropolitano tanto desde Venta Alta como desde Ordunte

El Consorcio de Aguas Bilbao-Bizkaia ha aprobado esta tarde el plan plurianual de inversiones, que prevé un montante de 251,1 millones de euros hasta 2024. Entre otras actuaciones, las obras que se acometerán en los próximos años permitirán cerrar en 2026 el anillo que reforzará la garantía de abastecimiento en el Bilbao Metropolitano y se invertirán otros 41,5 millones para continuar con los trabajos del tanque de tormentas de Galindo, infraestructuras prioritarias para la entidad a la hora de reducir el agua que se vierte al medio ambiente sin tratamiento.

La entidad consorciada ha celebrado hoy en el Palacio Euskalduna su asamblea general, que ha dado el visto bueno a su programa plurianual de inversiones en abastecimiento y saneamiento para el periodo 2021-2024. Hasta ese año, el Consorcio de Aguas invertirá 251,1 millones de euros –una media de 63 millones al año– que se destinarán a la construcción de nuevas infraestructuras para garantizar el abastecimiento y para mejorar el estado ecológico de las masas de agua reduciendo la contaminación vertida a ésta.

Entre las obras de abastecimiento, que sumarán 30,5 millones de euros para este ejercicio 2021, destacan las obras de la segunda fase de la arteria de Enkarterri, que permitirá avanzar en la conexión los sistemas del Zadorra y Ordunte, logrando así un doble sistema que permitirá garantizar el suministro de agua en todo el Bilbao metropolitano en situaciones de emergencia.

Y es que, actualmente, casi un millón de personas de la metrópoli dependen de una conexión única que lleva el agua desde el sistema del Zadorra hasta la depuradora de Venta Alta. El Consorcio de Aguas lleva años ejecutando las obras que permitirán crear un sistema redundante para abastecer a esas localidades con suministro tanto del Zadorra como de Ordunte. En caso de que falle, por cualquier razón –una avería o restricciones por sequía, por ejemplo–, una de las dos conducciones, se podrá coger agua de las otras.

SENTIDO INVERSO


Para ello, tras ser tratada en la estación de Sollano, el agua que llega de Burgos tendrá dos caminos: el histórico por el canal de Ordunte hasta Bilbao y el nuevo hacia la zona de Enkarterri y Ezkerraldea. Además, si fuera necesario, ambos sistemas podrían aportar agua indistintamente a las poblaciones, ya que la misma conducción funcionará en sentido inverso.

La primera fase entre Las Carreras y Sopuerta finalizó en 2019, y el tramo en ejecución avanzará entre la derivación de Jarralta, en Sopuerta, y el depósito de Abellaneda, en el límite con Zalla, este año, aunque requerirá de una inversión adicional de 9,7 millones de euros en 2022 y 2023. A partir de ese momento, quedaría todavía por completar el tramo comprendido entre el depósito de Abellaneda y la ETAP de Sollano, por lo que el sistema podría entrar en funcionamiento en 2026.

TANQUE DE TORMENTAS


Otro de los grandes proyectos en los que seguirá trabajado el Consorcio en los próximos años será el tanque de tormentas de Galindo, que supondrá un montante de 41,5 millones hasta 2024. Estos grandes depósitos subterráneos suponen una de las prioridades de la entidad, ya que acumulan una parte del agua que desbordaría los colectores en momentos de precipitación intensa para, una vez que remite, incorporarla a las depuradoras.

Ademas, la asamblea eligió a Eider Ajuriagerra Arana, alcaldesa de Zeanuri, como nueva vicepresidenta en sustitución de Josu Bergara, que dejó vacante el cargo tras incorporarse a la Diputación. 

 
noticias de deia