La Diputación exige al propietario que garantice la integridad de Molinos Vascos

Varios informes alertan de que el deterioro del edificio industrial de Zorrotza "va a más"

20.05.2021 | 18:21
El centenario edificio de Molinos Vascos se ubica en Zorrotza

La Diputación de Bizkaia ha requerido a los propietarios de Molinos Vascos, en Zorrotza, que adopte, a la mayor brevedad posible, las medidas necesarias para garantizar la integridad del centenario edificio. De no ser así, ha explicado hoy la diputada de Euskera, Cultura y Deportes, Lorea Bilbao, el departamento procederá a incoar un expediente sancionador.

Ubicado al borde de la ría en Zorrotza, la antigua fábrica de la Sociedad Grandes Molinos Vascos, pese a que solo estuvo activa entre 1925 y 1929, y posteriormente fue utilizada como almacén –quedó en desuso en 1998–, constituye uno de los mayores monumentos industriales de Bizkaia, ya que fue el primero construido en hormigón y cuenta con los silos más antiguos del Estado. Fue registrado como Bien Cultural Calificado, con la categoría de Monumento, en 2009.

Sin embargo, tal y como ha lamentado  el apoderado de EH Bildu Endika Montes, se encuentra actualmente en un estado de "creciente deterioro". "Se estima imprescindible acometer a la mayor brevedad una intervención integral que vuelva a poner en valor los inmuebles, dotándoles de un nuevo uso y emprendiendo el saneado, reparación y refuerzo de cuantos elementos estructurales sea necesario", citó a partir de uno de los informes realizados en base a varias visitas cursadas el 21 de marzo de 2019, el 13 de junio de 2019 y 16 de diciembre de 2020.

En otro de ellos, a raíz de esta última visita, se constata que "el deterioro va a más, no se puede acceder al edificio de La Cordelería, debido al estado de la vegetación entre los edificios, y no se puede hacer comparativa respecto a otras visitas".

El apoderado de EH Bildu ha mostrado su preocupación por "los tiempos", ya que el edificio tiene 100 años. "Lo que hay que hacer es consolidar ese edificio, que no se pierda".

Bilbao ha explicado que ya se ha solicitado al propietario del edificio que adopte las medidas necesarias para mantener en pie el edificio. Así, deben presentar en el servicio de Patrimonio de la Diputación el proyecto de intervenciones, al menos, para rehabilitar la cubierta del edificio principal, "para su autorización y posterior ejecución". Tienen seis meses para hacerlo y, en caso contrario, ha advertido la diputada foral, el departamento procederá a la correspondiente incoación de un expediente sancionador para depurar las responsabilidades legales.

"LA SITUACIÓN ES GRAVE"


Actualmente la Diputación se encuentra "a la espera" de la respuesta, en base a la cual decidirán los siguientes pasos. La responsable foral ha insistido en que, en base a los estudios realizados, en este momento lo "urgente" es resolver el problema de mantenimiento del edificio, ya que la situación es "grave". "Hemos hecho el informe, hemos dado el primer paso y daremos todos los necesarios. No estamos a la espera, ya hemos empezado a trabajar", ha destacado Bilbao.

Este edificio se estudiaba para convertirse en el eje central de una estrategia que pretende recoger y poner en valor la rica historia industrial del territorio. A este respecto, Bilbao ha reconocido que "no sé cómo ni cuándo va a ser posible. En este momento lo urgente es solucionar el problema existente y, una vez que se lleve a cabo, ya se verá quién lo lleva a cabo, cuándo se hace, si es factible, qué impacto social y económico tiene... Todo eso lo dejamos para un futuro ya que en este momento los pasos a dar ya se han dado; no hemos hecho el informe y lo hemos guardado en un cajón. Sepan que actuaremos con responsabilidad; se ha hablado y seguiremos hablando con la propiedad y el resto de instituciones".

Los partidos de la oposición han mostrado su preocupación por el estado del edificio y han urgido a buscar una solución para que este ejemplo del patrimonio industrial no se pierda.

noticias de deia