Seis proyectos vizcainos 'ganan' 63 años y 5 meses para el planeta

BBK Kuna presenta los resultados de la iniciativa 'The future game' comandada por 30 jóvenes

12.03.2021 | 00:44
Nora Sarasola, en el centro, junto a las capitanas de los seis equipos que protagonizaron la iniciativa.

El futuro no ha hecho más que empezar. Hoy, mañana... Todos los días son una oportunidad para empezar a construirlo. Esa es la idea que no se les va de la cabeza a los treinta jóvenes vizcainos que durante las últimas cuatro semanas han dado vida a The future game, una iniciativa planteada por BBK Kuna en forma de juego de formación y aprendizaje en acción para superar distintos retos, en esta ocasión relacionados con el futuro del planeta. El resultado, seis proyectos que asoman con un notable impacto social y ambiental. Tanto que según las primeras estimaciones, el despliegue efectivo de todos conseguiría ganar 63 años y cinco meses más de vida para nuestro planeta.

BBK Kuna muestra los proyectos para el desarrollo sostenible. Fotos: Borja Guerrero

Uno de ellos sería Bir-Mask, del equipo Homo Wastum que ha contado con la participación de Nagore, Ariane, Sandra y Aritz. El modelo de negocio es claro –la viabilidad económica del proyecto también ha sido debidamente evaluada– y surge a modo de respuesta ante la pandemia y l a nueva fuente de contaminación que ha generado la expansión planetaria del virus: las mascarillas. Un elemento imprescindible por culpa del covid-19 y que, a nivel mundial amenaza a la biodiversidad –ya que millones de unidades acaban en mares y océanos– y a nivel local ensucia y contamina los suelos y aguas de Bizkaia.

La primera respuesta ya está definida y en breve tienen previsto poner en marcha un plan piloto en Bilbao La Vieja para testar la respuesta de la ciudadanía. Instalarán varios contenedores en puntos estratégicos. El material recogido será desinfectado, reciclado y devuelto a la comunidad en forma de gafas, perchas, mesas o bastones. Su idea de negocio, alineada con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) supondría catorce años y un mes más de vida para el planeta. Pero The future game no ha sido una competición sino un espacio de aprendizaje compartido en el que la juventud ha demostrado sus mejores habilidades y competencias. La fecha de 2030, la del no retorno climático, está a la vuelta de la esquina y no quieren perder tiempo sino ganarlo.

Y es que, como coincidían todos ellos durante el evento celebrado el jueves en Bilbao, "reclamamos nuestro derecho a imaginar" ese futuro. Como el equipo multidisciplinar de Kalahari, estimulado por la naturaleza y la inclusión social y que defendió un proyecto de huertos urbanos accesibles e inclusivos. Darían respuesta a una realidad que hoy en día ahoga a la inmensa mayoría de personas con alguna discapacidad para quienes las palabras ocio y tiempo libre están asociadas con una pantalla y no con un espacio verde y la compañía de otros individuos. Suyos serían quince años y dos meses.

Resolver interrogantes
 

El suma y sigue continuaría con Meridian Academy, otra iniciativa ligada a los Objetivos de Desarrollo Sostenible que propone abordar los retos de la educación desde otros puntos de vista más pegadas a la realidad: la economía doméstica, la inteligencia emocional, la orientación profesional y cooperación grupal... Todo un abanico de nuevas perspectivas que podrían dar solución a los problemas e interrogantes que acompañan a un gran puñado de adolescentes y jóvenes durante el proceso reglado de enseñanza. Con este rediseño del proceso y sistema de educación sería posible conseguir once años y cinco meses en favor de la Tierra.

Y no acabaron ahí las iniciativas de perfil social y ambiental apadrinadas desde BBK Kuna. Ana, Paula, Enara e Ignacio presentaron Ampei, centrada en los hábitos de consumo y la alimentación sostenible. Su EcoCesta, un software intuitivo ayudaría a generar una lista de la compra en base a productos kilómetro cero, de temporada, según el tipo de envase, huella de carbono, valor nutricional, comercios cercanos donde hacer la compra diaria,...

O Serendipia –once años y cinco meses– que busca generar escaparates virtuales para que profesionales de la cocina puedan mostrar y poner en valor sus platos y menús, muchas veces ignorados y ocultos por el tan de moda delivery y las dark kitchen.

Un tiempo similar, once años y ocho meses, ganaría Nomads para el planeta con ViBi (Visibilizar Bilbao), plataforma en la que dar voz a la juventud y en la que tendrían cabida iniciativas solidarias y comunitarias.

"Es un reto real y actual hacer frente a esta nueva fuente de contaminación"

Ariane Setién

Homo Wastum

"Es un iceberg. ¿Todo el mundo puede acceder a la naturaleza? Es una propuesta de valor"

Marina Duar

Kalahari

"Se nos ha preguntado directamente; se ha creído en nosotros para generar un impacto"

Nerea Páramo

Meridiam

"La iniciativa iba de cambiar el futuro y hemos buscado devolver a las cocinas al 'spotlight"

Víctor Caramiñana

Serendipia

"Buscamos dar voz a iniciativas solidarias y crear comunidad; Bilbao está cambiando"

Amaia Garzón

Nomads

 

noticias de deia