Los 'mayores' de las residencias de Bizkaia vacunados recuperan la esperanza ante la pandemia

Prácticamente todos los usuarios de las residencias y trabajadores han recibido la segunda dosis de las vacunas contra el covid

08.02.2021 | 01:09
Mónica, con los residentes Luis Ateca y Cruz Gordo, en la residencia Barrikabarri.

A sus 104 años, Sabina puede decir que ha superado dos pandemias. Pascual ya piensa en el verano. Los usuarios de las residencias fueron los que sufrieron de manera más virulenta los efectos de la pandemia y han sido ahora la población prioritaria a la hora de recibir la vacunación. Gabirel Azaola, gerente de la residencia Barrikabarri e Iratxe Landeta, directora de la residencia Olimpia en Bilbao, comparten ahora la esperanza y alegría de sus usuarios y trabajadores, que ya han recibido las dos dosis de la vacuna y se encuentran en estos momentos en fase de máxima inmunización. Eso no les hace rebajar las medidas de protección frente al virus pero les ha devuelto alegría y esperanza. Prácticamente se han vacunado todos los residentes y trabajadores, y los que no lo han hecho ha sido por otros motivos.

El virus se cebó con las personas mayores y aquellas usuarias de residencias tuvieron que sufrir además el añadido de la pandemia de la soledad. Gentes bregadas en la vida soportaron con resignación lo que les venía encima y ahora se sienten afortunados de haber recibido la vacuna, pero no bajan la guardia, también para evitar contagiar a otras personas.

En medio de la incertidumbre que provoca el covid hay certezas que generan futuro y eso es lo que se respira ahora en las residencias.

Gabirel Azaola, gerente de la residencia Barrikabarri, confirma que el 26 de enero recibieron la segunda dosis. "Estamos en la fase de máxima inmunización", señala. En esta residencia prácticamente todos los usuarios y trabajadores se han vacunado. Solo dos no lo han hecho por motivos técnicos, alergias... Se trata de un centro de 83 residentes y 65 trabajadores. "Te da una tranquilidad muy importante en estos tiempos de incertidumbre pero somos conscientes de que aún así puede que la vacuna no impida que contraigamos el virus aunque pasemos mejor la enfermedad en ese caso", reconoce. Por eso, Gabirel es rotundo al decir que "no vamos a relajar las medidas que manteníamos hasta ahora". Porque existe la posibilidad de ser asintomáticos y poder contagiar, así que es fundamental seguir manteniendo las medidas de protección.

Barrikabarri puede presumir en el mejor sentido de la palabra de haber pasado la primera y segunda ola de esta pandemia sin que en el centro se registrara ningún caso positivo ni en residentes ni en los profesionales que trabajan en la residencia.

Sabina a sus 104 años ha vivido ya dos pandemias y como ella, en general el resto de los usuarios han recibido con tranquilidad e ilusión la vacunación. "Lo han visto como algo que les puede facilitar el día a día", apunta Azaola. Porque al final se trata de una población que se encuentra en una burbuja. En Barrikabarri ha habido de todo; algunos se han vacunado con resignación, con alegría y también con algún temor. Es entre el personal donde han podido surgir más dudas. Algunos, sobre todo al efecto que pudiera provocar la inyección. De hecho, la segunda dosis ha generado más cansancio. La buena noticia es que se están generando anticuerpos. Gabirel da a conocer que "hemos tenido acceso a los tests para ver si hemos generado esos anticuerpos y eso hace que estemos más optimistas. Lo vivimos diferente aunque seguimos preocupados por las oleadas, porque llevamos tres semanas con medias de contagios de 1.000".

"Ha estrechado el cerco"

A Gabirel, que le toca hacer rastreos, ha podido constatar que en los últimos casos los contagios son de contactos estrechos. "La expansión está muy generalizada y sobre todo estamos recibiendo llamadas de contagios entre gente muy cercana". Por eso dice que "el virus ha estrechado mucho el cerco, está muy cerquita".

Barrikabarri sigue manteniendo los mismo protocolos a pesar de esa "inmunidad" que van a adquiriendo todos. "No tenemos un protocolo en el caso de que haya una sintomatología con alguien que está vacunado. Por eso, hay que tener el mismo cuidado", explica su gerente. Y si los residentes y los trabajadores han recibido con entusiasmo las vacunas, no han mostrado menos entusiasmo los familiares.

En la residencia Olimpia de Bilbao tienen motivos más que de sobra para celebrar la vacunación. "La primera ola nos golpeó con fuerza, la segunda menos y en esta tercera de momento no nos está afectando", señala Iratxe Landeta, la directora. De los 98 residentes y 82 trabajadores, salvo dos personas que no han querido el resto se han vacunado todos (exceptuando casos como embarazadas o alérgicos). Todavía no se han realizado los test que certifiquen que tienen anticuerpos pero, como en Barrikabarri, se encuentran en el momento de máxima inmunidad. La residencia Olimpia, urbana, tiene muchas visitas y eso al final generó un importante foco. Por eso ahora los residentes como Herminia, de 92 años, que siempre animaba al personal a cuidarse, tienen más esperanza. "Cuidaos vosotros", les decía. Continúan con todas las medidas de protección pero ya piensan en el futuro. Pascual, otro residente, es un ejemplo de la esperanza que les ha engendrado la vacuna. "Vamos para adelante. Las noticias son buenas. Ahora a por el verano", les dice a los trabajadores.

Los mayores imploraron el "resistiremos" en los momentos más duros de la pandemia y ahora atisban un hilo de esperanza para confiar en que "vamos para adelante".

En corto

La vacunación. Usuarios de residencias y trabajadores están recibiendo ya la segunda dosis de las vacunas, por lo que en estos momentos están entrando en la fase alta de inmunización.

Protocolo. Ante la ausencia de nuevos protocolos para las personas vacunadas, en las residencias se siguen adoptando las mismas medidas de protección frente al covid.

Porcentaje. Tanto en Barrikabarri como en el caso de la residencia Olimpia de Bilbao prácticamente el 100% de usuarios y trabajadores se han vacunado y los que no lo han hecho se ha debido a problemas de carácter técnico.

Sabina residente en Barrikabarri

A sus 104 años, Sabina ha superado dos pandemias. No es muy consciente de la situación actual pero ya ha sido vacunada.

Herminia y Pascual Residentes en Olimpia

Herminia tiene 92 años y en los momentos más duros de la pandemia animaba al personal a que se cuidaran ellos. Pascual está convencido de que "vamos para adelante y que los motivos son buenos para estar esperanzados". Ambos se han vacunado.

"Estamos en la fase de máxima inmunización pero seguimos con todas las medidas"

Gabirel Azaola

Gerente de la residencia Barrikabarri

"Después de lo que supuso la primera ola ahora los usuarios están esperanzados"

Iratxe Landeta

Directora de la residencia Olimpia

 

noticias de deia