Hosteleros de Arrigorriaga: "El covid no está en nuestros bares"

El sector hostelero de la localidad vizcaina ha protestados se ha manifestado esta mañana en una caravana de sesenta vehículos para pedir ayudas directas por el cierre de sus negocios por la pandemia

27.12.2020 | 18:30
La hostelería protesta en Arrigorriaga por el cierre

Hosteleros de Arrigorriaga han organizado este domingo una caravana de más de sesenta vehículos para protestar por el cierre de sus establecimientos, los únicos de Bizkaia que permanecen clausurados como consecuencia del mantenimiento de este municipio en zona "roja" de alerta sanitaria.

En la marcha, en la que han tomado parte responsables de la treintena de locales de hostelería de Arrigorriaga y sus proveedores, los participantes han recorrido las calles de este municipio, Ugao-Miraballes, el barrio bilbaino de la Peña y también Basauri.

Entre pitidos, los hosteleros han tomado parte en esta movilización con sus vehículos provistos de carteles con lemas como "El covid no está en nuestros bares" o "Si tu cierras, me pagas", entre otros lemas.

Josu Aguirre, portavoz de los hosteleros de Arrigorriaga, ha explicado a Efe que la situación para este sector es "traumática total", después de que durante el mes de diciembre sólo hayan podido abrir cuatro días, los que el municipio salió de la zona roja, para volver a ser obligados a cerrar.

"Cada barril de cerveza cuesta entre 100 y 170 euros" y, tras el nuevo cierre, "si están varios días sin usar, hay que tirarlos, con el coste que supone", ha lamentado. Aguirre, que ha agradecido el apoyo del Ayuntamiento de Arrigorriaga en sus reivindicaciones, ha respaldado la petición realizada ayer por la alcaldesa, Maite Ibarra, de EH Bildu, quien aseguró que, si resultaba necesario, las instituciones deberían plantearse el cierre perimetral del municipio o cribados masivos para hacer reducir los contagios.

El representante de los hosteleros ha explicado que, en el centro del municipio, se han producido "muy pocos casos y ningún brote en bares" y ha dicho que la mayor parte de los focos están asociados a las infecciones en la Ikastola de Abusu, que ya han sido controladas, y en la residencia de ancianos.

Aguirre ha lamentado que el sector haya "tocado fondo" y ha dicho que, de todos los bares y restaurante de Arrigorriaga, sólo uno ha recibido una indemnización de 3.000 euros por el periodo en el que ha permanecido cerrado desde marzo, mientras que el resto no ha obtenido ninguna ayuda.

En su lugar, ha recordado que estos profesionales son obligados a abonar impuestos, el agua, la luz, seguros sociales y otras facturas, en una situación que les está "hundiendo".

Los hosteleros de Arrigorriaga, que mañana organizarán una nueva caravana de vehículos, han lamentado que, aunque el municipio se encuentre en "zona roja", esta situación sólo afecta a los bares, porque, según han manifestado, la población puede acudir a otras localidades para consumir

noticias de deia