El Consorcio de Aguas congela sus tarifas por la pandemia el próximo año

La asamblea aprueba los presupuestos de casi 193 millones con 72 millones en nuevas inversiones

24.11.2020 | 16:24
Una visita escolar a las instalaciones del Consorcio de Aguas
Otro efecto más de la pandemia. Y esta vez es positivo para los consumidores. La asamblea del Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia fue informada esta tarde de la decisión por parte de la dirección de la entidad de  mantener las tasas de agua y basuras en todos los municipios adheridos.
 
Son más de  un millón de vizcainos los que se beneficiarán de la medida dada a conocer en la asamblea donde se aprobaron los presupuestos de la entidad para 2021. Unas cuentas donde destaca también la congelación de los salarios de la plantilla que el año que viene ascenderá a 380 empleados.
 
Según indicaron en la reunión celebrada en el Palacio Euskalduna, también por mor del coronavirus, la situación actual originada por la pandemia es la que ha llevado a conservar las tarifas vigentes "con el objeto de  no agravar más la delicada situación de las familias más vulnerables y empresas", especificó el director Financiero dlel Consorcio, José Manuel Pereda.
 
Ello supone que el próximo año continuará la bonificación para que las personas perceptoras del Ingreso Mínimo Vital y la Renta de Garantía de Ingresos puedan beneficiarse de la bonificación del saneamiento aprobada en 2016, según la cual tienen derecho a una reducción del 80% de la tasa de saneamiento.
 
La falta de ingresos que hubiera supuesto incrementar la factura del agua y la basura no va a ser un obstáculo en la  continuación del programa de inversiones tanto en obras para que el agua llegue cada día al grifo y la ducha como para que el saneamiento continúe manteniendo nuestros ríos limpios.

 

38 de cada 100 euros, para inversión

 
La asamblea ha aprobado  un gasto de 192,9 millones de euros para el próximo año, casi diez millones más del presente ejercicio, sin endeudamiento. Del montante referido casi 38 de cada 10 euros se destinarán a nuevas inversiones en infraestructuras de abastecimiento y saneamiento con un importe total de unos  71,8 millones generado casi todos con recursos propios.
 
Para mejorar la provisión del líquido elemento en distintas partes del territorio se destinarán casi 27,9 millones de euros mientras que para la limpieza de las aguas fecales se han apartado 43 millones de euros. Estos presupuestos permitirán así mismo prever los  gastos necesarios para las próximas regulaciones anunciadas que van a llegar en Euskadi y Europa.