Las obras para extender el tranvía de Atxuri a Bolueta se iniciarán en septiembre

ETS adjudica el cambio del trazado que incluye tres nuevas paradas

18.07.2020 | 00:39
Playa de vías en Atxuri que para 2022 acogerá el tráfico de tranvías hasta Bolueta. Foto: Borja Guerrero

Bilbao Euskal Trenbide Sareak (ETS) adjudicó las obras para extender la línea del tranvía desde Atxuri hasta Bolueta utilizando el viejo pasillo ferroviario que hasta hace poco menos de un año utilizaban los convoyes de Euskotren. A la espera de que se cumpla el plazo ante posible impugnaciones de otras empresas que optaron al proyecto, el director de ETS, Aitor Garitano confirmó a DEIA que "esperamos iniciar los trabajos en el mes de setiembre".

El proyecto de tranviarización de este recorrido de 2,3 kilómetros permitirá prolongar el servicio del transporte verde hasta el límite oriental de Bilbao, que implicará la modificación de las anteriores estaciones ferroviarias de Atxuri y Bolueta, para adaptarlas a la altura más baja del tranvía, y la construcción de una nueva parada para atender a los vecinos de La Peña.

La parada de Atxuri del tranvía quedará tal y como está ahora, anexa al edificio esquinero de la estación, desde donde las unidades accederán a la antigua vía ferroviaria a través de un desvío que permitirá la conexión. Los trabajos incluyen la reforma de uno de los andenes de la estación, ya que esta zona interna se convertirá en una playa de vías en la que dormirán los convoyes del tranvía.

Por lo que respecta a la que será la última parada del tranvía en Bilbao, los actuales andenes en Bolueta serán rebajados para adaptarse a la menor altura de las unidades. Los actuales accesos para los viajeros serán modernizados, para cumplir la normativa de accesibilidad, y se construirá uno nuevo desde la calle Tellería, que corre paralela a la traza tranviaria.

Intervenciones

Por lo que se refiere al tronco del trazado, su tranviarización implicará diferentes trabajos de obra civil, cambio de todas las vías, nueva señalización tranviaria, el cambio de voltaje de la energía que mueve las unidades e instalaciones a estrenar. La adjudicación salió por algo menos de los 5,7 millones de euros previstos en la licitación de los trabajos, un dinero que será aportado en un 65% por ETS, el ente dependiente del Gobierno vasco, y el resto por el Ayuntamiento de Bilbao, que se implica por primera vez directamente en la ampliación del transporte verde.

La reconversión del pasillo ferroviario incorpora además una novedad. La construcción de una cubierta en el tramo comprendido entre el paso superior de Los Caños y el emboquille del túnel de Miraflores. La compondrá una zona ajardinada con una estructura prefabricada apoyada sobre muros hormigonados. Su objetivo es proteger el trazado al pasar justo por debajo del puente de Miraflores.

El inicio del proyecto también se ha visto condicionado tanto por la pandemia del covid-19 como por el hecho de que hay que esperar a que estén listas las nuevas cocheras para los convoyes de Euskotren que se construyen en Etxebarri.

Desde que en septiembre del año pasado fuera eliminado el tráfico ferroviario desde este último municipio a Atxuri, metiendo los trenes procedentes de Bermeo por la trama subterránea de la línea 3, los convoyes de la compañía duermen en las instalaciones de la vieja estación bilbaina. Un escenario que no es posible con la tranviarización del tramo, por lo que ETS decidió construir unas cocheras provisionales para este parque móvil en la zona de Kukullaga, en Etxebarri, con un horizonte de vida de cinco años, trabajos que están a punto de culminar.

Al detalle

2,3 km.

Recorrido. El pasillo que pasará de servicio ferroviario a tranviario se prolonga a lo largo de 2.300 metros entre las estaciones de Atxuri y Bolueta.

2022

estreno. La pandemia del covid-19 y la necesidad de retirar los convoyes de Euskotren que duermen en Atxuri demorarán el fin de la obra a 2022.

65-35%

Financiación compartida. Los cerca de 5,7 millones de euros que costará el proyecto serán financiados en un 65% por ETS y el resto por el Consistorio.