Consejos para obtener el mejor presupuesto de reforma para tu baño

21.05.2020 | 09:26
Consejos para obtener el mejor presupuesto de reforma para tu baño

Cuando nos decidimos a hacer la reforma del baño nos asaltan multitud de dudas. ¿Qué muebles escojo? ¿Cuáles son los mejores materiales? ¿Me saldrá muy caro? ¿Puede haber imprevistos?

Con este artículo pretendemos aconsejarte para pedir un presupuesto de baño sobre la mejor opción para remodelar tu espacio y resolverte cualquier duda que pueda surgir.

Si la reforma es completa, deberás tener muy claro qué es lo que quieres: mejorar la distribución, el tipo de sanitarios, si hace falta renovar fontanería, grifería y revestimientos, si quieres instalar una mampara, si hay que modificar la calefacción o si es necesario mejorar la iluminación o la ventilación e incluso si necesitas desplazar la puerta o dividir el espacio.

Para ayudarte a decidir, a continuación detallamos los aspectos más importantes a tener en cuenta al pedir un presupuesto de reforma de baño.

Consejos para pedir un presupuesto de reforma de baño

Una vez hayas definido qué es lo que necesitas cambiar y cómo quieres que sea tu nuevo baño, será el momento de pedir presupuestos. Pero para que no te den gato por liebre, te recomendamos que tengas en cuenta los siguientes consejos:

— Pedirás más de un presupuesto, no menos de 3.
— Tendrás muy claro qué quieres y a ser posible definirás qué materiales quieres y qué es lo que quieres cambiar, de manera que todas las
empresas presupuesten lo mismo y puedas comparar precios.
— Incluirás también la limpieza, los contenedores de escombros, la licencia de obra€
— Puede parecer algo secundario, pero también es muy importante las sensaciones positivas o negativas que te transmitan los representantes
de las empresas cuando vayan a visitarte.
— Al comparar los presupuestos no dudes en preguntar todo aquello que no te cuadre, como por ejemplo si alguna partida del presupuesto
varía mucho de precio de una empresa a otra, puesto que podría deberse a algún error o que no se haya presupuestado lo mismo.
— Una vez hayas decidido qué empresa va a reformar el baño, asegúrate que queda todo escrito en el contrato, incluyendo los plazos de
comienzo y entrega de la obra.

Qué tener en cuenta al reformar el baño

Lo primero que hay que tener en cuenta es el tamaño y la forma del espacio. Si es cuadrado, rectangular o con ángulos, si es grande o más bien pequeño, etc. son aspectos que influirán en la distribución. El objetivo de este primer punto es el de aprovechar el espacio al máximo con el menor impacto posible de manera que el coste no sea excesivo.

La distribución siempre gira en torno al bajante, que es el elemento que nos va a condicionar la situación de los sanitarios. En la actualidad hay elementos de elevación de aguas y de trituración que permiten modificar las distribuciones e incluso colocar un cuarto de baño o aseo donde antes era impensable por la distancia al bajante. Estos sistemas encarecen un poco el presupuesto, pero solucionan muchos problemas de diseño.

Qué hago, ¿bañera o ducha?

Dependiendo del espacio del que dispongas y, sobre todo, de las necesidades que tengas, deberás escoger una u otra opción, aunque si el espacio es generoso, puedes optar por incluir ambas. Si tienes una bañera pero quieres poner una ducha, puedes hacerte una idea de qué implica esta obra leyendo este artículo sobre en qué consiste un cambio de bañera por ducha.


Ducha

Existen materiales muy novedosos para los platos de ducha: actualmente el 90% de los platos de ducha que utilizamos en nuestras reformas son sintéticos, que son un poco más caros que los de porcelana pero que disminuyen el espesor y eliminan barreras arquitectónicas.
Si optas por colocar una mampara, tanto si es hecha a medida como si es un modelo estándar, hay que tener en cuenta la calidad de los perfiles, los rodamientos, las gomas de estanqueidad y del vidrio, que siempre ha de ser templado de seguridad (en caso de golpe fuerte se rompe en pequeños pedazos, lo que impide que nos cortemos).


Bañera

¿No quieres renunciar a un baño relajante después de una jornada intensa? Mantener la bañera es una opción excelente. La forma y el tamaño dependerán del lugar reservado para ella en la planta del cuarto de baño. Pueden ser exentas, que son más caras, o encastradas, de las que puedes encontrar opciones muy económicas. Elegirse siempre un modelo que armonice con el estilo del cuarto de baño (retro, actual, clásico€). Algo a tener en cuenta también son los materiales, que son muy variados: acero esmaltado, de fundición, sintéticos, cerámicos o acrílicos


El lavabo

Hay muchos tipos de lavabos: sobre encimera, bajo encimera, encastrado, mural o con pedestal. Si las dimensiones de la planta lo permiten, puedes colocar un frente de lavabo doble, con lo que ganarás comodidad a la hora de asearte si compartes el baño. Si es así, también necesitarás mayor espacio de almacenaje. Una buena opción es un mueble de obra abierto o con puertas o bien módulos con cajones o estanterías.


La grifería

En el mercado existen infinidad de modelos que te permitirán escoger el que mejor se adapte al diseño elegido tanto para el lavabo como para la ducha o bañera. En la actualidad lo que más se coloca es la grifería termostática, de la que se pueden encontrar algunas piezas a buen precio, aunque aun así es más cara que la grifería convencional.

Dependiendo de la bañera que elijas deberás decidir la ubicación de la grifería, así como el modelo: de pared, de suelo o de repisa (las que se adaptan al borde de la bañera). También se puede colocar una barra de ducha o un rociador.

A la hora de escoger el modelo de grifería es importante también tener en cuenta el estilo que has decidido tanto para los sanitarios como para el revestimiento. Por ejemplo, un lavabo y sanitarios de estilo vintage, deberán casar con una grifería retro.


Los sanitarios

Hoy en día existen varios tipos de sanitarios: suspendidos o a suelo y con cisternas empotradas o sin empotrar. Las cisternas empotradas dan una mayor sensación de amplitud al baño y no se necesita que el muro sea muy grueso, puesto que hay modelos muy estrechos. Este tipo de cisternas son más caras que las convencionales y si además añadimos que el sistema de montaje es más complejo, el presupuesto aumentará unos 400€ dependiendo del modelo.


¿Cuáles son los materiales idóneos?

Dadas las condiciones especiales de humedad y temperatura que se dan en los cuartos de baño, es muy importante escoger bien los materiales, tanto de los pavimentos y revestimientos como del mobiliario. Deben ser materiales resistentes a la humedad y a la condensación.

Para las paredes de la ducha es habitual escoger un azulejo diferente al resto del cuarto de baño, pero si la estancia es de dimensiones reducidas es mejor optar por unificar los materiales para dar mayor sensación de amplitud. Los materiales que se pueden utilizar para la ducha o bañera son porcelánico, gres y gresite, enmallado de cantos de río o microcemento.

Para el resto de las paredes y los pavimentos habrá que escoger entre porcelánico, gres, cerámica o revestimientos continuos de resinas (microcemento).

En la actualidad es tendencia el pavimento hidráulico, pero resulta muy caro si es auténtico. Hay fabricantes que ofrecen baldosas cerámicas a imitación de las hidráulicas que son mucho más económicas y con el mismo efecto estético que tanto gusta a los propietarios.

La iluminación y el mobiliario

Actualmente ya no se coloca otra cosa que iluminación con LEDs, ya sean dicroicos o Downlight. Pero si se quiere crear un ambiente más moderno y agradable se puede colocar una luz indirecta con una tira de LED en techos o estantes de obra. Este tipo de iluminación que antes era más cara, la encontramos ahora a precios muy asequibles y el ahorro a largo plazo es ya conocido por todos.