Raquel Larruskain | Alcaldesa de galdames y presidenta de Enkarterrialde

"El virus nos ha hecho comprender el privilegio de vivir en zonas más rurales"

13.05.2020 | 01:52
Raquel Larruskain

"La fantástica respuesta" de la población anima a la regidora en la gestión de una pandemia que ha llevado a "reinventar" el modo de trabajar en la esfera local

"Intentar que los contagios no vayan a más" es el objetivo de Galdames, un municipio de 825 habitantes "con más de cincuenta barrios" donde "no se registraron positivos por coronavirus hasta el 1 de abril", precisa la alcaldesa, Raquel Larruskain, mientras que el balance de Osakidetza de ayer recogía seis casos. La distancia entre núcleos puede haber contenido el covid-19, pero también la población, que "está respetando las normas desde el primer momento".

¿Cómo atienden las necesidades de los vecinos más vulnerables?

—El Ayuntamiento compra artículos de primera necesidad y medicamentos en la farmacia y los lleva a sus casas. Ya contábamos con un servicio para acercarles a las consultas del médico y ambulatorio y ante esta alarma lo hemos sustituido por este otro. Nuestra brigada entregó en mano a la población infantil de entre 2 y 12 años un kit con material escolar y juegos. La respuesta fue fantástica. Fuimos pioneros y algunos municipios ya han tomado nota. También hemos repartido a quienes tienen entre 12 y 20 años un dispositivo USB para que puedan utilizarlo en sus tareas educativas en casa. Resulta gratificante ver que se ilusionan y que un pequeño detalle les ayuda a seguir es muy gratificante. En Galdames viven 117 personas de entre 2 y 20 años.

¿La coordinación con la Mancomunidad ayuda en los municipios de menor tamaño?

—Sí, es primordial para Galdames el trabajo de la trabajadora socialdependiente de la Mancomunidad. Hemos puesto en marcha de forma mancomunada las ayudas de emergencia social y en septiembre volveremos a hacerlo. Y hay prestaciones, como la ayuda psicológica.

¿Cómo se han reestructurado infraestructuras y actividades en Galdames?

—El Ayuntamiento cerró sus puertas para las consultas y asistencias presenciales y se informó a los vecinos de la atención telefónica y por mail. Presencialmente acude el personal administrativo, como es la persona que atiende al público, y el secretario, además del personal de limpieza y la brigada municipal que dispone desde el primer momento de todo el equipamiento necesario para trabajar sin riesgos. Yo voy a diario al Consistorio, continuamos trabajando para que todo esté dentro de la normalidad. Antes del cierre de la hostelería, el Ayuntamiento ya consideró oportuno hacerlo con los dos bares municipales en San Esteban y en Montellano. Las instalaciones municipales permanecen clausuradas, al igual que la biblioteca, pero el Área de Cultura no para. Nos hemos reinventado.

¿De qué forma?

—Con actividades virtuales mediante plataformas digitales, talleres de Igualdad y, por ejemplo, vamos a mantener hasta el 16 de junio el proyecto ¿Compartimos un café? con las mujeres participantes organizando todos los martes una clase on line. También realizamos reuniones culturales en la plataforma Zoom y utilizamos las redes sociales para interactuar con los vecinos llevando a cabo propuestas como Nire lehiotik, donde nos enviaban fotografías desde sus ventanas.

¿Articularán subvenciones a la población?

—El Ayuntamiento celebró el pasado 29 de abril un pleno extraordinario en el que aprobó por unanimidad la concesión de 14.000 euros en ayudas a la hostelería y personas autónomas de Galdames. El 7 de mayo se publicó en el Boletín Oficial de Bizkaia y ahora mismo permanece abierto el plazo para que soliciten la prestación. Hemos retrasado hasta octubre el pago de algunos impuestos y una vez que se normalice todo esto vamos a destinar parte de nuestro presupuesto a promocionar el municipio y la hostelería.

¿Provocará el coronavirus que la juventud elija formar sus proyectos de vida en los pueblos?

—Ojalá. Creo que esta crisis sanitaria nos ha hecho comprender la importancia de vivir en zonas más rurales y sobre todo, los privilegios que eso conlleva. Necesitamos gente joven que decida establecerse en nuestra comarca y sobre todo en esa Enkarterri más rural. Esperemos que así sea y que también opten por emprender y establecer su medio de vida aquí.

"El Ayuntamiento compra artículos de primera necesidad y medicamentos en la farmacia a los vecinos vulnerables y se los acerca"

"Hemos aprobado por unanimidad la concesión de 14.000 euros a hostelería y autónomos y retrasado el pago de algunos impuestos"


noticias de deia